Cómo viajar con juguetes sexuales y pasar la seguridad del aeropuerto sin problemas

Viajar con juguetes sexuales no tiene por qué avergonzarte y, definitivamente, no debe ser un impedimento a la hora de pasar  por el área de seguridad del aeropuerto. Sabemos que la mayoría de las mujeres y hombres viajan con sus juguetes íntimos. Y solo queremos ayudarte a pasar por el aeropuerto discretamente.

Ve tranquil@ al viajar con juguetes sexuales

La honestidad será siempre tu mejor política con respecto a tus juguetes y que respondas de manera confidente las preguntas podrá evitarte tener que abrir tu maleta en la mitad de la línea del scanner. Toma en cuenta esto:

1. El tamaño importa

Los juguetes sexuales pequeños son la apuesta más segura para quienes no quieren terminar abriendo sus maletas y dando explicaciones mientras otros pasajeros miran o se exasperan esperando su turno. La «TSA [Transportation Security Administration] requiere que los juguetes sean de siete pulgadas o menos, así que haz que sea más fácil para todos y no empaques tu consolador de 10 pulgadas», dice Antonia Hall, psicóloga experta en relaciones y autora de The Ultimate Guide to a Multi-Orgasmic Life.

juguetes sexuales en españa


« Lee también: ¡Estúpido y sexy juguete sexual! El lucrativo negocio del placer »


2. Apágalos y retira las baterías

Asegúrate de sacar las baterías y girar el interruptor de bloqueo si tu juguete sexual tiene uno. Coloca todos tus juguetes y accesorios en una bolsa plástica y empacarlos entre la ropa. Así si te toca abrir tu maleta tendrás un poco de tiempo para alertar a la seguridad y pasar a un área privada antes de tener que mostrarlos. Otra forma sería ponerlos en una bolsa plástica transparente para que al alzar la ropa pudieran verlos y no pasar por todo el trámite de que te pregunte qué llevas en la bolsa.

3. La honestidad será tu mejor política

Respirar, sonríe, y sé direct@ con ellos -las personas de seguridad- que es solo es un juguete. «La seguridad lo ve todo y los vibradores son comunes, por lo que si estás cómodo y seguro, es más probable que ellos lo estén», dice Hall.

4. Envíalos por correo

Si la sola idea de que revisen tu maleta y tus juguetes sexuales en público te provoca un ataque de pánico, lo mejor siempre será mandarlo por correo a tu destino final.»Siempre que sea posible, registra tu juguete sexual para evitar tener una conversación incómoda con la seguridad del aeropuerto. Si no puedes hacerlo, empaca un juguete más pequeño y más discreto y ponlo en una bolsa de plástico para que puedan ver fácilmente que NO estás tratando de ocultar nada «, dice Andrea Syrtash, experta en relaciones y autora de He’s Just Not Your Type (and that’s a good thing). «Si la seguridad del aeropuerto te pregunta, sé honesto y no tengas remordimientos. ¡No hay nada malo en tener o usar juguetes!».

Debes tener en cuenta que los juguetes sexuales no son aceptados en todos los destinos del planeta. Así que antes de empacarlos asegúrate de que no están prohibidos. Algunos países y regiones como India, los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita no permiten el ingreso de juguetes para adultos en el equipaje.

¿Quieres conocer más sobre cómo viajar con juguetes sexuales?

¡Cuéntanos en los comentarios!


« Te puede interesar: Uno de cada diez pasajeros tiene sexo en el aeropuerto, revela estudio »


Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.