3 cosas que haces y que podrían estar afectando la salud de tu perro

Tener un perro puede ser bueno para su salud porque puede ayudar a bajar la presión arterial y aliviar el estrés, según muestran los estudios. Pero, ¿qué tipo de efecto tienes en tú en la vida de tu mascota? Por supuesto, le das amor y afecto, mas puede que estés afectando su salud sin saberlo. Hay cosas que no debes darle a tu perro por más inofensivas que parezcan y muchos suelen pasarlo por alto.

Cosas que no debes darle a tu perro

Evita darles esto:

1. Alimentos que incluso la gente debe comer con moderación

«Las costras de pizza y el helado son las amenazas más grandes que enfrentan los animales domésticos», dice Ernie Ward, veterinario de Carolina del Norte que fundó la Asociación para la Prevención de la Obesidad Animal (APOP, por sus siglas en inglés). La comida chatarra puede hacer que tu perro acumule libras de más, lo cual es una de las razones por las que el 54% de los perros tienen sobrepeso u obesidad en Estados Unidos. El peso extra puede poner a su perro en riesgo de padecer artritis, enfermedades del corazón y los riñones, diabetes, cáncer y tenga una vida más corta.

perros comportamientos


« Lee también: La ciencia te dice cómo hablar con tus perros »


¿Qué hacer? Limite el las golosinas de tu perro, y si deseas compartir algunos bocadillos humanos asegúrate que sean saludables. Ward sugiere darle zanahorias, apio o calabacín.

2. Sobretensión

Si tú no manejas bien el estrés, es probable que tu perro tampoco, sugiere un estudio en PLOS One. Al evaluar las personalidades y los niveles de cortisol de 132 personas y sus perros, los investigadores fueron capaces de determinar que las mascotas que viven con seres humanos optimistas o de mente abierta eran mejores para adaptarse a situaciones nuevas y desafiantes que los perros cuyos dueños tienden hacia la ansiedad o la depresión.

«Los perros se han vuelto muy capaces de leer nuestras emociones», dice Iris Schöberl el autor principal del estudio de la Universidad de Viena. La ansiedad de una mascota podría llevar a la inflamación y niveles más altos de cortisol, que podrían afectar su corazón, riñones e hígado, dice Ward.

transportín para mascotas

¿Qué hacer? Algunos signos de que tu perro está pasándolo mal incluyen falta de interés en realizar actividades, malestar en las noches y un aumento del apetito. Si notas estos cambios consulta con el veterinario y considera qué estás haciendo para afectar a tu mascota, dice Schöberl

3. Demasiadas siestas y «descansos»

Los perros necesitan descansar, dormir y echarse la siesta,  pero también necesitan paseos y la oportunidad de correr, perseguir sus colas y buscar objetos. No ejercitarse y tener un estilo de vida sedentario los hará subir de peso, pero también les dará ansiedad, ladrarán en exceso, masticarán destructivamente, cavarán de manera compulsiva o presentarán hiperactividad.

«Debido a que los perros han evolucionado a ser criaturas activas que tienen hambre de ejercicio, su ausencia afectará su bienestar físico y mental», dice Ward.

¿Qué hacer? Si no le das caminatas diarias, empieza desde hoy con un paseo de 5 a 10 minutos. Lo importante es que hagas llegues a tener al menos 30 minutos de caminata con tu perro (lo que también te ayudaría a ti a cumplir el «tiempo de actividad moderada» humana).  Si prefieres puedes caminar y jugar a la pelota, nadar juntos, o regístrale para un entrenamiento de agilidad canina donde aprenda a saltar obstáculos.

Detecta la obesidad en tu perro

cosas que no debes darle a tu perro

¿Quieres saber más sobre cosas que no debes darle a tu perro?

¡Cuéntanos en los comentarios!

Foto principal: Pixabay.


« Te puede interesar: Todos los perros tendrían como antepasado común al lobo alemán »


Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.