Ansiedad causada por el bullying escolar disminuye con el tiempo, dice un estudio

La ansiedad y la depresión causadas por el bullying escolar y la intimidación infantil disminuyen con el tiempo, mostrando que los niños son capaces de recuperarse, sugiere un estudio del University College de Londres. La investigación se llevó acabo con más de 11.000 gemelos que tenían problemas de ansiedad debido al acoso, que todavía estaban presentes dos años después de los hechos, pero desaparecieron a los cinco años.

¿Existe un final para los efectos del bullying escolar?

El estudio señalaba que minimizar los efectos del bullying a niños en las escuelas era muy importante. Los psiquiatras dijeron que la intimidación podría tener efectos graves en la salud mental de los jóvenes durante mucho tiempo. Sin embargo, los investigadores, escribieron en JAMA Psychiatry, dijeron que los resultados mostraron el potencial que tienen los niños para la resiliencia.


« Lee también: Estudio relaciona el bullying a niños con su bajo rendimiento escolar »


El estudio sobre la resiliencia en los niños

Mediante la encuesta de más de 11.000 gemelos de entre 11 y 16 años, los investigadores fueron capaces de ver las asociaciones entre el bullying escolar y la salud mental. Dijeron que el acoso era solo en parte responsable de los problemas de salud mental experimentados por los niños intimidados, pero que estos podría causar:

  • Ansiedad
  • Depresión
  • Hiperactividad
  • Problemas de comportamiento

Aunque estos efectos disminuyeron con el tiempo, los niños de 16 años que habían sido intimidados a la edad de 11 años eran aún más propensos, que los demás a tener pensamientos paranoicos y una tendencia a que sus pensamientos se descarrilaran.

bullying a niños
El autor del estudio, Jean-Baptiste Pingault, de la división de psicología y ciencias del lenguaje de la UCL, dijo que los hallazgos ofrecían un mensaje de esperanza.

«La intimidación ciertamente causa sufrimiento, pero el impacto en la salud mental disminuye con el tiempo, por lo que los niños son capaces de recuperarse a mediano plazo», señaló Pingault.

También dijo que era necesario hacer más para ayudar a los niños que sufrían acoso en la escuela. «Además de las intervenciones dirigidas a detener la intimidación, también debemos apoyar a los niños que han sido intimidados por el apoyo a los procesos de resistencia en su camino hacia la recuperación», acotó el especialista.

«Nuestros hallazgos destacan la importancia del apoyo continuo a la atención de salud mental para niños y adolescentes», concluyó  doctor Pingault.

Bernadka Dubicka, del Royal College of Psychiatrists de Gran Bretaña, dijo a la cadena BBC que hay muchas razones por las que los jóvenes desarrollaron dificultades de salud mental, y las escuelas tenían un papel que desempeñar.

«La buena noticia es que algunos jóvenes se recuperarán de sus dificultades», dijo. «Sin embargo, es vital que las escuelas tengan enfoques sobre intimidación en toda la escuela para ayudar a resolver este problema, y ​​también que podemos proveer servicios adecuados de salud mental para apoyar a los jóvenes cuando están en peligro».

Los niños y los jóvenes necesitaban acceso a profesionales especializados en salud mental que pudieran proporcionar los servicios adecuados para satisfacer sus necesidades, añadió Dubicka.

¿Qué opinas tú sobre el bullying escolar?

¡Cuéntame en los comentarios!


« Te puede interesar: El acoso por obesidad aumenta los efectos negativos en la salud »


Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.