Guía rápida para evitar las deudas y aprender a usar tu tarjeta de crédito

Aprende a usar tu tarjeta de crédito con responsabilidad porque sino te sorprenderás con lo fácil que podrás endeudarte. No queremos alarmarte, pero esas pequeñas deudas de $100 pueden volverse de $10.000 en un año o menos. El banco no olvidará que le debes dinero, ni te lo perdonará. Sin embargo, usar tu tarjeta con responsabilidad te traerá muchos beneficios. ¡Navega con nosotros las aguas del sistema financiero!

Aprende a usar tu tarjeta de crédito paso a paso

Existe una gran diferencia entre comprar con tu tarjeta de crédito y endeudarte con ella. Te decimos esto porque puede que en un primer momento no seas tan consciente de ello. El punto de comprar con tarjeta es llevar hoy y pagar luego, ¿no? Te podrá sorprender, pero NO. Tener crédito te da facilidades de pago, mas tu sueldo seguirá igual por lo que debes seguir siguiendo un presupuesto.

lista de compras saludable

Tener una tarjeta de crédito no es la excusa perfecta llenar tu carrito de compras al tope.


« Lee también: Cómo ayudar a ONGs confiables con tu tarjeta de crédito »


Antes de siquiera pensar en estrenar tu brillante tarjeta debes hacer un presupuesto de gastos mensuales. Esto te dará una idea de cuánto dinero tienes disponible al mes para gastos personales o caprichos. Haz una lista de tus deudas y de cuánto idealmente podrías llegar a pagar en ellas. Ten en cuenta que éstas no deben exceder el 30% de lo que ganas. Por lo que si ganas $366 al mes tu máximo a gastar en deudas sería $109.80

Al pagar qué debo elegir ¿corriente o diferido?

Una vez que sabes que solo tendrás 109.80 para deudas tienes que revisar nuevamente tus gastos y lo que quieres comprar. No dejes que los pagos mensuales excedan tu límite. Otra cosa que debes tener en cuenta es la forma de pago con tarjeta: pago corriente o diferido.

Cuando le dices al cajero que vas a efectuar un pago corriente te estás comprometiendo a pagar el valor total de la compra en un solo pago al final en ese mismo corte de tarjeta. Y cuando te llegue el estado de cuenta tendrás que cancelarlo en su totalidad. Esto te evitará deudas. Claro, el banco también te da la posibilidad de realizar un pago mínimo que equivale al 10% del valor y te cobrará intereses por mantener ese saldo impago hasta su cancelación. Lo más común y errado de hacer es pagar SOLO la couta mínima. Aquí es donde las deudas crecen y se descontrolan.

¿Ya cometiste ese error? Paga siempre más del mínimo para salir de la deuda. Recuerda que pagar solo el mínimo es el equivalente a comprar a 10 meses con intereses.

primeros auxilios emocionales

Nunca pagues solo la cuota mínima porque eso llevará a un descontrol de tu deuda.

El pago en diferido te permite dividir el valor de una compra en cuotas fijas mensuales durante un periodo de tiempo que tú estableces con el local comercial. Muchos te ofrecen diferir una deuda sin intereses, lo que resultará más conveniente para tu bolsillo. Sin embargo, diferir con intereses no tiene nada de malo siempre que tengas en cuenta el valor adicional y sigas manteniéndote dentro de tu presupuesto del 30% de tus ingresos.

Al diferir una compra estás comprometiéndote a pagar a futuro, por lo que debes tener en cuenta que tendrás que realizar el pago en las fechas acordadas. Mientras más largo sea el plazo del pago, los intereses serán más altos.

Aprende a usar tu tarjeta de crédito y ten en cuenta:

  • Realiza lista de compras antes de ir al supermercado o a las tiendas de ropa. Así establecerás prioridades, llevarás lo que realmente necesitas y evitarás comprar por impulso.
  • Debes tener en cuenta tu capacidad de pago antes de decidir si usas un pago corriente o diferido.
  • Lleva un registro de las compras con pago diferido. Apunta la facha de la compra, el monto total de ésta, el plazo y monto de la cuota. Deja un espacio para que vayas marcando cuántas cuotas vas cancelando.
  • Ten una lista de tus deudas sean de la tarjeta u otras para que tengas en cuenta cuánto puedes pagar. Recuerda no excederte del 30% de tus ingresos.
  • Mantén un registro de tu presupuesto mensual. Al tener una lista de ingresos y gastos podrás no solo saber cuánto puedes gastar sino que te ayudará a ver cuáles los gastos de los que puedes prescindir y con ello ahorrar.
  • Si eres un comprador impulsivo, deja tus tarjetas de crédito en casa y solo úsalas cuando realmente las necesites.

Si tomas todas estas precauciones evitarás las deudas. Podrás mantener tu estilo de vida y manjar tu dinero de manera responsable.

¿Quieres saber más sobre cómo usar tu tarjeta de crédito?

¡Cuéntanos en los comentarios!


« Te puede interesar:  5 tips para que tu vida universitaria salga más barata »


Me gustan los animales: especialmente los perros y los gatos. Fan de la literatura infantil y juvenil (LIJ).