5 tips para que tu vida universitaria salga más barata

La universidad puede acabar con tu vida social y también con tu economía. Salidas, fiestas, copias, libro, etc., salen más caros de lo que se esperaba pero tu vida universitaria no debería ser del todo así. Aquí tienes los 5 tips que necesitas.

Tu vida universitaria no tiene que salir cara

1.- Date un subsidio

Todo joven universitario hace gastos «innecesarios» de vez en cuando: comida chatarra, compras compulsivas de ropa, entre otros. Date un gusto, sí; pero limitado. Al inicio de cada mes, separa dinero en efectivo para esos «pecados», una cantidad que consideres aceptable y que te permita cumplir con otros gastos regulares. La idea es que NO uses tarjetas de crédito para estos gastos y logres controlarlos según tus reales posibilidades económicas. Para compras grandes como pagos de vivienda o libros universitarios, no dudes en utilizar la tarjeta, pues estos son una necesidad. Además, cuando te des esos gustos, guarda todos los recibos que tengas; pues tendrás la oportunidad de medir en qué gastas y cómo controlarlo. Tener dinero en efectivo es una forma mucho más fácil de visualizar tu dinero y realmente darte cuenta cuánto estás gastando.

Guarda dinero para tus gustos, pero no exageres.

2.- Haz listas

Otro de los consejos para economizar en la universidad que tal vez te sirva más de lo que crees es este. No vayas al supermercado sin un plan de juego. Averigua lo que quieres de antemano para que no termines con un carro lleno de galletas y snacks; esto, además, te es una estrategia para comprar comida saludable. En cuanto a ropa, haz listas de artículos de ropa que necesites y usa tu dinero extra o la de esos «pecadillos»; o si deseas ten un presupuesto aparte  para vestimenta. Si tienes claro qué quieres evitarás comprar cualquier cosa cuando estés viendo las vitrinas.

3.- Busca librerías baratas

Comprar libros en la tienda de la universidad es -generalmente- muy caro. Primero, consúltale a tu profesor si permite usar una edición anterior del libro, pues a veces no se diferencian mucho entre unas y otras, excepto el precio. Ahora, hay tiendas en línea o grupos en redes sociales en los que puedes encontrar los libros que buscas a precios ridículamente baratos. Sólo asegúrate que el vendedor tenga buenas referencias. Además, aprovecha para darte una vuelta por la ciudad y buscar librerías baratas y asegúrate de participar en eventos o ferias de libros.

4.- Separa tu dinero

Tienes unos gastos fijos mensuales, por ejemplo: artículos de tocador y limpieza, gastos del hogar, libros universitarios. Calcula el gasto y guarda el efectivo, por separado, en lugar seguro y olvídate que está ahí, a menos que tengas que usarlo para lo que realmente sirve. Hay gastos que no serán los mismos cada mes, por lo que si dejas acumular lo restante, después de un tiempo tendrás ahorrado dinero y podrás utilizarlo en gustos o emergencias.

5.- Consigue un trabajo

Dejamos este último al final, pues si no tienes la necesidad de trabajar, porque tus padres te ayudan con los gastos universitarios, aprovecha esta oportunidad para enfocarte plenamente en tus estudios. Pero si tienes un presupuesto ilimitado, te recomendamos un trabajo a medio tiempo o menos que eso, preferiblemente cerca de tu campus universitario o relacionado a tu carrera, que te permita cubrir con gastos realmente necesarios: libros universitarios, alimentación, hogar y demás…

Seguro tu vida universitaria será más fácil de llevar.

FUENTE: THOUGHT CATALOG

Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.