4 ejercicios de respiración y relajación para evitar la ansiedad y el estrés

El mundo se mueve a una velocidad que casi parece poco creíble. Nos estamos acostumbrando a la inmediatez, a un espacio temporal donde contestar un mensaje de texto 15 minutos después es muy tarde. Así, nuestros niveles de estrés se elevan y también somos más proclives a tener ansiedad. ¡Existe una respiración para eso! Sí, hay ejercicios de respiración y relajación que te pueden ayudar.

La ansiedad y el estrés, sin importar los motivos que los desaten, causa afecta el ritmo de la respiración. Aunque no lo creas la respiración tiene un papel importante en cuanto a la relación con el cuerpo y al verse afectada puede causar muchos síntomas físicos y emocionales. Los síntomas de ansiedad, mareos, calambres, dolores de cabeza, palpitaciones, entre otros pueden manifestarse. Esto se debe a la expulsión excesiva de dióxido de carbono. Por ello, practicar una respiración lenta y profunda ayuda a recuperar la calma y aliviar los síntomas.

Ejercicios de respiración y relajación paso a paso

Ten en cuenta que practicar una respiración efectiva tiene varios beneficios para la salud como el refuerzo de las funciones del sistema pulmonar, cardíaco y el control de la presión arterial.

1. Respiración profunda o abdominal

Probablemente, no te hayas dado cuenta de que respiras de manera superficial. Con este ejercicio podrás conseguir relajar tu cuerpo y mente, además de fortalecer el diafragma.

  • Pon una mano sobre el estómago, para asegurarte de que llevas el aire a las zonas apropiadas. Inspira por la nariz, durante 4 segundos, cuando termines, mantén la respiración por unos segundos más.
  • Expulsa el aire despacio a través de tu boca, puedes tomarte unos 7 segundos y siente como tu abdomen se desinfla.

Mira aquí como lo explica la ex actriz infantil Mara Wilson:

  « Lee también: Lo que nadie te dirá sobre el yoga para principiantes »

2. Respiración completa

El último paso es el ejercio de respiración completa en su totalidad, pero los pasos anteriores están para que puedas ir practicando. Este ejercicio te saldrá cada vez más fácilmente y es una de las técnicas de respiración más beneficiosas.

  • Inspira aire por la nariz durante 5 segundos e intenta dirigirlo hacia la zona abdominal.
    Mantén el aire allí por unos segundos y exhala de manera controlada y suave, por la nariz. Repite el proceso unas 4 veces.
  • Después, toma aire por la nariz durante 5 segundos, pero en esta ocasión, dirígelo hacia la parte superior de los pulmones (pecho). Mantén el aire unos segundos y exhala, nuevamente por la nariz. Repite el proceso unas 5 veces.
  • A continuación, toma aire por la nariz durante 5 segundos, tratando de llenar en primer lugar el abdomen y posteriormente la parte media de los pulmones, mantén el aire e inspira suavemente por la nariz. Repite el proceso unas 5 veces.

3. Respiración de limpieza

  • Aspira profundamente, en tres respiraciones completas: llena los pulmones, levanta el pecho y llénate de aire.
  • En la tercera aspiración, debes retener ese aire unos 4 segundos, junta los labios como si fueras a silbar, pero no hinches las mejillas. Sopla un poco de aire por la abertura de los labios, con todo el vigor que puedas.

4. Contra el cansansio

Si te sientes cansado éste es el método más rápido para recobrar energías.

  • Respira rítmicamente varias veces, con aspiraciones profundas y exhalaciones lentas.
  • Sopla con fuerza, suelta el aire.
  • Después, detente un segundo, retiene el aire que queda.
  • Sopla otro poco, sopla el aire restante de modo que no quede nada en tus pulmones.
  • Sopla con toda la fuerza que puedas. Recuerda que, en este caso, debes exhalar con el mayor vigor por la abertura de los labios.

¿Te gustaría conocer más técnicas de respiración? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Lee más sobre Salud y Bienestar en Makía Latinoamérica

Me gustan los animales: especialmente los perros y los gatos. Fan de la literatura infantil y juvenil (LIJ).