Zona libre de niños en aviones: ¿necesaria o táctica de marketing?

Tener una zona libre de niños en aviones puede ser el sueño de quienes han estado al lado de un bebé llorando en un vuelo. No muchos se ponen a pensar en que detrás de ese pequeño hay padres desesperados por reconfortarlos. O que los niños pueden estar teniendo las mismas incomodidades que tú: dolor de oído por la altura, falta de espacio, incomodidad general…Sí, realizar viajes largos en avión con niños puede resultar más complejo de lo que puede pensarse en un principio.

Una zona libre de niños en aviones

Un bebé que llora en un avión crea un momento incómodo para sus padres a quienes puede costarles controlar la situación y para las personas que viajan con ellos. Por este motivo, la aerolínea india IndiGo anunció que sus pasajeros podrán comprar un boleto que les garantice un asiento a una distancia prudencial de cualquier niño menor de 12 años.

A partir de ahora IndiGo tendra zonas en las que no podran sentarse los menores de 12 años. Dichos asientos pasarán a llamarse «zonas tranquilas» y ningún niño estará sentando ahí. Las butacas designadas serán las de la fila 1 a la 4 ni de la 11 a la 14.

regalar juguetes para niños, juguetes para niños según la edad


« Lee también: ¿Niños quisquillosos para comer? La ciencia dice que no es culpa de los padres »


Las reacciones tras este anuncio son divididas. Mostrando una vez más que si quieres instigar un debate polémico solo tienes que tocar el tema de los vuelos aéreos y los niños. Inevitablemente, alguien dirá que las aerolíneas deberían ofrecer “vuelos libres de niños” y quién no estará de acuerdo.

IndiGo no es la primera aerolínea que introduce una medida similar. Desde el 2011 Malaysia Airlines la introdujo al mercado y a ella se sumaron las compañías AirAsia Xen en 2012 y Scoot en 2013.

Otra propuesta

Así como hay quienes ofertan una zona libre de niños en aviones, hay otras compañías que deciden celebrar a las madres que viajan. La compañía JetBlue convirtió la incomodidad del llanto de los bebés en alegría para todos en uno de sus vuelos. La campaña #FlyBabies hizo que por cada bebé que llorase, todos los pasajeros obtendrían un 25% de descuento de su siguiente ticket. Así, si cuatro bebés lloraban durante el vuelo, todos obtendrían un pasaje redondo gratuito.

¿Crees que debería existir una zona libre de niños en aviones?

¡Cuéntanos en los comentarios!


« Te puede interesar: Vivir con tus sobrinos: Guía rápida de supervivencia »


Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.