¡Alerta microscópica! Deja de reutilizar tus toallas de baño

Reusar toallas de baño suele ser común en cualquier casa, pero lo que tal vez no sepas es que éstas pueden tener más gérmenes de los que crees. Sabemos que no es posible tener toallas 100% libres de microbios, mas podrías deshacerte de los más nocivos con una sencilla -y tediosa- acción.  Sí, estamos hablando lavarlas más a menudo, con todo lo que eso significa.

Los peligros de reusar tollas de baño

Hay labores domésticas que parecen interminables y lavar la ropa es una de ellas. Después de lavar, secar, doblar y guardar queremos tomarnos unas vacaciones. Así que muchos reutilizan sus toallas de baño y dejan su aseo para el fin de semana. Sin embargo, un artículo en la revista Time, señala que debes lavar las toallas cada dos días.

Resulta que las toallas están llenas de bacterias de nuestros cuerpos (y de cualquiera que haya usado nuestra toalla). El estudio realizado por Charles Gerba, un microbiólogo de la Universidad de Arizona, encontró bacterias coliformes en el 90% de las toallas de baño y E. coli en el 14% de las toallas de baño. Ambas bacterias normalmente están en las heces humanas.


« Lee también:  Lavado perfecto: qué debes saber sobre los símbolos en la etiqueta de ropa »


Los seres invisibles que habitan en tus toallas

Los gérmenes están presentes los veamos o no. Y los factores de riesgo aumentan si compartes tus toallas con tus hijos pequeños. Esto ocurre porque para los niños las toallas son algo más que un instrumento para secarse después del baño. También las usan para limpiarse los mocos o cualquier líquido que se haya regado en el piso.

Así que en lugar de secarte con bacterias que se relajan en la humedad, la oscuridad y el material fecal del baño…Echa tus toallas a la lavadora, ponles detergente y lejía (si es que son blancas).

La buena noticia es que a pesar de que sus toallas tienen gérmenes, probablemente estos no te hará daño. Emily Martin, profesora asistente de epidemiología de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Michigan, le dijo a Time que incluso si entramos en contacto con las bacterias, estaremos bien.

roductos básicos para limpieza facial

“Nuestros cuerpos están adaptados para poder vivir en este ambiente con todos estos microbios alrededor”, dijo Martin.

Aunque no te enfermes, podrías correr riesgo de infección si alguna bacteria entra en contacto con un corte o herida abierta. Así que cuando te cortes afeitándote en la ducha, tal vez no deberías secarte con la toalla que lleva días en el baño. Mejor, busca una limpia.

Por lo tanto, hazte con un poco de detergente extra, enamórate de los ciclos de lavado de ropa y evita reusar tus toallas más de la cuenta.

¿Quieres saber más sobre reusar toallas de baño?

¡Cuéntanos en los comentarios!


« Te puede interesar: Cómo hacer que los niños coman nuevos alimentos, según los científicos »


Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.