10 remedios naturales que nuestros ancestros usaban

Por: 14 junio, 2016
 

Mucho antes de que los antibióticos de hoy en día sean desarrollados en los laboratorios, hubo alimentos y hierbas que nos ayudaron a evitar y combatir las infecciones y las enfermedades. Nuestros antepasados tenían soluciones para sanarse con la utilización de antibióticos de la naturaleza que aún son igual de válidos hoy como lo eran entonces.

Aprovecha estos conocimientos ancestrales para suplir tu vida con remedios naturales caseros.

Remedios naturales caseros

1. Orégano y aceite de orégano:

Es uno de los ingredientes principales de la comida italiana, pues es una especia con un gran sabor y olor. Sin embargo, también tiene propiedades antibacterianas, ayuda a la digestión y la pérdida de peso. El aceite que se encuentra en el orégano se conoce como carvacrol, y ayuda a combatir infecciones. Y como si esto no fuera suficiente, un té de orégano es uno de los remedios naturales caseros preferidos para calmar los cólicos.

oregano-321037_1920

2. Vinagre de manzana:

La ingesta diaria de vinagre de manzana incluye beneficios antibióticos y antisépticos, mientras que, naturalmente alcaliniza el sistema. También puede ayudar a controlar su peso, reducir el colesterol y reducir el riesgo de desarrollar cáncer.

apples-1008880_1920-vinagre-de-manzana

3. Miel:

Los antiguos romanos sabían de las propiedades antibacterianas de la miel y lo utilizaron para el tratamiento de heridas y prevenir infecciones posteriores. Actualmente la miel es considerada como uno de los mejores agentes antimicrobianos naturales, antiinflamatorios y antisépticos, además de sus propiedades antibacterianas.

honey-823614_1920-miel

« Lo que te pasará al tomar agua de limón con miel en ayunas a diario »

4. Cúrcuma:

Esta especia de un amarillo intenso y además sabrosa, tiene grandes cualidades de protección corporal. La cúrcuma puede ser utilizada como alimento o también como una medicina tópica (que se aplica externamente) y combate las bacterias. Para usar como tópico, se puede mezclar con la miel y aplicar a la piel.

shutterstock_331884278-curcuma-tumeric

5. Ajo:

Una vez más, algo más que un condimento maravilloso, la planta del ajo tiene propiedades muy poderosas. Se puede luchar contra el resfriado común, manteniendo a raya a los gérmenes antes de que te llegues a infectar. El ajo protege contra hongos, parásitos, bacterias y más.

garlic-635375_1920-ajo

6. Extracto de semilla de pomelo o toronja:

De acuerdo con el diario de la medicina alternativa y complementaria, un estudio encontró que el extracto de semilla de pomelo es eficaz contra más de 800 virus y bacterias conocidas, así como más de 100 cepas de hongos y parásitos. Además de aumentar la protección antibacteriana, este extracto también alcaliniza el cuerpo y mejora la flora intestinal.

grapefruit-933169_1920-toronja-pomelo

7. Echinacea:

Muchas personas no están familiarizadas con este producto, pero sin duda tiene cualidades antibacterianas maravillosas. Esta hierba reduce la cantidad de resfriados que una persona promedio puede experimentar en la vida. Además acorta la duración de los resfriados; pero se toma mejor como una medida preventiva, mas no como un remedio natural casero.

coneflower-384657_1280-Echinacea

8. Col o repollo:

Sus compuestos de azufre son eficaces luchadores contra el cáncer, al igual que la col rizada y el brócoli, otros dos miembros de la misma familia. Pero la col también contiene una gran cantidad de vitamina C, con una taza de proporcionar hasta un 75 por ciento de su ingesta diaria recomendada.

purple-875260_1920-col-morada

9. Aceite de coco virgen extra:

Este aceite es mucho mejor que los aceites de cocina vegetal que tienen muchos productos químicos. Y es que el aceite de coco virgen extra tiene propiedades anti-microbianas y antifungicidas, además de contener muchos antioxidantes. Utilízalo para estimular tu sistema inmunológico.

cómo usar aceite de coco

Foto: eva.hn

« Cómo usar el aceite de coco en tu día a día »

10. Los alimentos fermentados:

Piense en la col sin pasteurizar, encurtidos caseros, kéfir y yogures probióticos. Los alimentos fermentados ayudan a renovar nuestra flora intestinal, que a su vez nos protege contra el cáncer y nos da una mayor capacidad para combatir las infecciones.

Foto: mundodelicioso.com.mx

Foto: mundodelicioso.com.mx

« Los alimentos probióticos pueden ayudar a aliviar la depresión y más »

FUENTE: Natural News.

Bienestar