Personas tóxicas: ¡Sálvese quién pueda!

Colaboración de: Karen Carbo

Lo que dices no te define, lo que haces sí. Dentro de cualquier etapa de nuestras vidas nos cruzaremos con personas que no son lo que dicen ser. El hecho de entender y aceptar esta cruda realidad nos crea síntomas de desconfianza y decepción. Ahora, sólo piensa en las personas tóxicas y en algo bueno que puedan transmitirte…ninguna, ¿verdad?

El mal creado por las personas tóxicas

Generalmente ese tipo de personas sólo vive quejándose, envidiando, criticando, chismeando…Y están complejo cómo analizar a alguien que no se alegra por los logros de los demás… ¿Qué tienen en su corazón? Infelicidad y frustración, por lo que  te hace preguntarte qué emociones te pueden generar. Lo más seguro es que sea una emoción negativa.

El psicólogo Bernardo Stamateas tiene tres bestsellers sobre el tema: Más gente tóxica Gente tóxica,y Emociones tóxicas. En ellos  explica porque debemos ser cautelosos en el momento de tratar a este tipo de personas, ya que es enrevesado no atravesarnos con una de ellas en nuestra cotidianidad.

“Muchas veces permitimos entrar en nuestro círculo más íntimo a los chismosos, a los envidiosos, a gente autoritaria, a los psicópatas, a los orgullosos, a los mediocres, en fin, a gente tóxica, a personas equivocadas que permanentemente evalúan lo que decimos y lo que hacemos, o lo que no decimos y no hacemos”, dice Stamateas.

persona hipócrita y falsa


«  Lee también: 5 pasos para reconocer las relaciones tóxicas »


Así si no actuamos pronto, eliminando a estas negativas podremos encontrarnos sintiéndonos mal por haber acumulado estrés y tensiones al tener que convivir con ellas. ¡Motivos más que suficientes para intentar deshacernos de esta carga psicológica! Asimismo, este autor nos dice que debemos a aprender a no contaminarnos con esa energía que solo intoxicará e impedirá que vivamos el presente y avanzar a dónde queremos llegar.

Reconoce a las personas tóxicas

Nadie tiene derecho a hacernos sentir mal, menos aún hacernos eso porque ellos se sienten así. Aquí te contamos sobre algunos de los perfiles más comunes de personas negativas que Stamateas reconoce:

1. El envidioso

Una persona envidiosa no es feliz desea aquello que los demás tienen o consiguen y puede que intenten boicotearlo. Envenenan a otros con sus palabras y sus malos pensamientos.

2. El neurótico

La persona neurótica suele ser insegura. Por este motivo, intentará conseguir una buena posición social aunque se impondrá objetivos que no podrá cumplir, debido a sus sentimientos de desvalorización que lo bloquean. No soporta que nadie sepa más que él sobre algo, por eso tratará siempre de llamar la atención.

depresión posparto

3. El manipulador

El manipulador es una personalidad tóxica que puede pasar desapercibida durante mucho tiempo sin ser descubierto. Se muestran amables y complacientes,  tienen una gran capacidad para empatizar lo que les ayuda a estar de «incógnito». Los manipuladores juegan sucio y suelen mentir.

4. El pesimista

Los pesimistas siempre lo ven todo de forma negativa. Son personas a las que todo les afecta y se rinden con mucha facilidad. Esta negatividad en la que viven atrae más negatividad, por lo tanto, se convierte en un círculo vicioso. Se muestran como víctimas indefensas ante el mundo. Continuamente estarán quejándose por su pasado, presente y futuro. Se los conoce como “vampiros emocionales“ porque se alimentan del positivismo de otros.

5. El descalificador

El descalificador disfruta menospreciando, manipulando y desestabilizando emocionalmente a los demás. Esto provoca que la otra persona se muestre inseguro y dependa de sus opiniones.

6. El autoritario

La persona autoritaria suele ser un jefe (de oficina, del hogar, de un Estado). Suelen ser personas muy inseguras de sí mismas y, por eso, incitan miedo a sus subordinados:  quieren que otros sepan que ellos son los que tienen el control y poder. Gozan imponiendo su voluntad, pueden llegar a humillar y amenazar a otros jugando con sus necesidades más básicas (trabajo, de afecto, de derechos).

Efectos de la gente tóxica en nosotros

Ya  dijimos que estas personas te contagian sus estados de ánimo. Revisa qué efectos negativos puedes estar presentando y cuídate:

  • Te encuentras quejándote y lamentándote constantemente de una persona en concreto debes estar alerta al agotamiento mental que te causa.
  • Te encuentras sintiendo frustración e ira que antes no tenías porque tu equilibrio emocional está afectado.
  • Tu autoestima  está por el suelo debido a la exposición a groserías, insultos, vejaciones y humillaciones.
  • No puedes relajarte ni disfrutar a su lado y en casos graves ya tampoco lo podrás hacer por tu cuenta.

efectos de tener el corazón roto

  • Sientes el deseo de mitigar el desasosiego con “caprichos” nada saludables como embriagarte y comer de más porque la ansiedad te lleva en peso.
  • No quieres ver a esa persona y le temes.
  • Si sientes que tu comportamiento desencadena ataques en esa persona o crees que lo malo que te sucede es su culpa, puedes estar a un paso de volverte tóxic@. Acepta tu responsabilidad tu vida y corta lazos con la persona tóxica para que puedas evaluar su influencia en ti más objetiva e imparcial.
  • Tu actitud se vuelve reaccionaria cuando estás frente a otros y lo haces usando mecanismos disfuncionales.

 

Limitando o eliminando tu contacto con las personas tóxicas no sentirás los efectos negativos que dejan. Una buena noticia también es que cuando las personas tóxicas se vuelven conscientes de sus emociones y actitudes dañinas pueden cambiar. Sí, en serio pueden hacerlo con ayuda de terapia y el apoyo de familiares y amigos. Pero alerta, el hecho de que pueden cambiar no significa que quieran hacerlo o que sea responsabilidad tuya que cambien.

¿Qué haces para evitar a las personas tóxicas?

¡Cuéntanos en los comentarios!


«  Te puede interesar: Enséñele a sus hijos a detectar las señales de una relación emocionalmente abusiva »


Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.