Leyendas y mitos latinoamericanos que te asombrarán

Los oímos de nuestros abuelos, de nuestros padres o nuestros amigos nos lo contaban como si fuese un secreto peligroso de saber. Cuando crecimos los vimos de otra forma, pero hay leyendas y mitos latinoamericanos populares que tienen un encanto especial. Por algo nuestra América es la tierra del realismo mágico y tenemos en nuestra tradición oral, historias que mantienen tu interés tanto o más que las actuales series de Netflix.

5 mitos latinoamericanos populares

1. La Dama Tapada (Ecuador)

No se sabe de donde nace esta leyenda guayaquileña, pero muchos borrachos se han llevado el susto de sus vidas, cuando en medio de la solitaria noche, se han sentido atraidos por una mujer de un aroma tan agradable que era imposible no seguirla. Ella les hace señales para que vayan hacia ella y se siente en el aire la promesa de una noche inolvidable. Ella tiene un velo en su rostro, lo cual la hace más excitante. Entonces cuando por fin logran acercarse y el deseo de ver su cara y besarla urge, ella se descubre y el aroma se vuelve pestilente, pues es el de un cadáver en descomposición. Algunos borrachos empiezan a convulsionar tras verla y se dice que nadie vuelve a verlos.

 

2. El Invunche (Chile)

Tenemos a un niño primogénito que es vendido por sus padres antes de que cumpla 9 días. Es vendido a un brujo, quien lo deforma por una serie de actos truculentos, le rompe una pierna, se la tuerce hacia la espalda, y se la pega a la nuca. También le gira la cabeza hacia atrás. Es un niño que crece deforme y camina en una pierna o tres y se pasa a llamar El Invunche. Cuando se cure sus heridas, estará listo para tomar rol de guardián de la cueva brujos. Los brujos que quieran un Invunche tienen que raptar a un niño o conseguir que se lo venda sus padres. El Invunche no es brujo, pero al ser guardián ha aprendido mucho y hay quienes le pìden consejos pese a que él no puede hablar, sino solo dar horribles alaridos. El escritor inglés Alan Moore, famoso Watchmen y V de Vendetta, usó al Invunche como un villano el cómic La cosa del Pantano (1980).

 

3. La Ciguapa (Republic Dominicana)

Quizá alguna vez escuchaste el merengue dominicano La Ciguapa, bueno pues de ese país es precisamente esta leyenda sobre una criatura mágica que parece una sirena de montana. Están divididas las opiniones de quienes la han visto, algunos dicen que es hermosa, otros que horripilante. Bueno, pues un hombre solitarios se enamoró de ella y esa noche luego de tener relaciones sexuales, la Ciguapa lo mató. Si ella se enamora de un hombre aulla y eso solo significa una cosa: fatalidad. Claro que si durante la luna llena un hombre la busca acompañado de un perro blanco y otro negro, la podrá capturar. Si la quieres reconocer, pues debes saber que ella tiene los pies apuntando hacia atrás, al revés que el común de los mortales.

4. La Luz Mala (Argentina)

Las apariciones de luces, aun si tienen una razón física, siempre tendrán algo de misterioso. Por eso cuando en los pantanos y campos del norte de Argentina dicen ver bolas de luz repentinamente flotando sobre el suelo, especialmente después del atardecer, muchos creen que son las almas de pecadores impenitentes que rechazaron a Dios y están penando. Lo llaman la Luz Mala o el Farol de Mandinga también y dicen que la gente debe rezar y morder un cuchillo para protegerse.

En otros lugares latinoamericanos hablan en cambio de una llama de vela que a lo lejos se ve, y que dicen aparece cuando alguien està muriendo. Otras veces podrás además escuchar un pío incesante, que pertenece al Pollito Malo, que aunque suene tierno, es mejor ponerse a cubierto, pues alguna desgracia está ocurriendo en algún lado.

5. El Ámate (El Salvador)

Esta es un mito latinonoamericano proveniente de El Salvador. Resulta que el Ámate es un árbol muy conocido en dicho país centroamericano que además es diferente a muchos otros. El tronco es muy grueso y mal formado, con protuberancias que lo hace parecer un parezca cables mal enrrollados y las ramas parecen garras. No da flores ni frutos.

El mito dice que a la medianoche en la copa del árbol nace una flor blanca que cae al suelo. Si alguien logra agarrarla, tendrá todo lo que desee, ya sea dinero, amor, salud, pero antes debe luchar con el diablo que es el dueño de esa flor. Si gana el diablo, que sucede casi siempre, le pertenecerá el alma del hombre con quien luchó por la flor. Dicen que los únicos capaces de ver la flor son los mudos, pues por su condición no podrán contarle al resto.

Cuéntanos otros mitos latinoamericanos populares que conozcas.

Escribo, canto, callo, cavilo, camino, amo, yazgo, proveo, escucho, vino, amigo y-no faltaba más-gato. Ah, y en Makía redacto :).