La lactancia materna reduce el riesgo de endometriosis hasta en un 40%

La lactancia y endometriosis podrían no tener ninguna relación entre sí. Mas la tienen dar de lactar a tu bebé podría disminuir las posibilidades de desarrollar el doloroso trastorno ginecológico en hasta un 40%, según datos de una nueva investigación.  Se cree que esto se debe a los cambios hormonales ya que la lactancia también altera la liberación de ciertas hormonas relacionadas con el riesgo de padecer el trastorno.

Relación entre la lactancia y endometriosis

La endometriosis ocurre cuando el tejido del revestimiento de la matriz se produce en otras partes del cuerpo. Afecta a aproximadamente el 10% de las mujeres en los Estados Unidos y comúnmente causa dolor pélvico, malestar durante las relaciones sexuales y períodos pesados.

Los Investigadores de Brigham and Women’s Hospital analizaron 72.394 mujeres que tuvieron uno o más embarazos que duraron al menos seis meses y siguieron su estado de salud durante 20 años. Durante ese tiempo, unas 3.296 de las participantes fueron diagnosticadas con endometriosis después de su primer embarazo.

importancia de la lactancia materna


« Lee también: La lactancia materna podría salvar a 823.000 niños al año »


Cómo se realizó la investigación

Para cada embarazo, las participantes informaron cuánto tiempo dedicaron a la lactancia materna, si lo hicieron exclusivamente y el lapso de tiempo antes de su primer período post-embarazo.

Los resultados revelan que el riesgo de endometriosis se reduce en un 8% por cada tres meses adicionales que la mujer pasa la lactancia materna por embarazo. Para aquellos que amamantan exclusivamente, el riesgo se reduce en un 14%.

La lactancia durante un total de tres años o más a lo largo de la vida de una mujer reduce el riesgo de ser diagnosticada con la condición en casi un 40%.

«Encontramos que las mujeres que amamantaron durante más tiempo tuvieron menos probabilidades de ser diagnosticadas con endometriosis», dijo Leslie Farland, autora del estudio.

Se cree que los resultados se deben a cambios hormonales, ya que la lactancia materna interrumpe temporalmente los períodos de las mujeres. Éstal también altera la liberación de ciertas hormonas, como la oxitocina y el estrógeno, que pueden determinar el riesgo de la mujer de padecer el trastorno.

Sin embargo, no está claro si la lactancia materna en sí reduce el riesgo de desarrollar endometriosis o si la alimentación natural previene los síntomas dolorosos del trastorno, haciendo que las mujeres no sepan que sufren. Los resultados del estudio fueron publicados por The BMJ.

Dada la naturaleza crónica de la endometriosis y que muy pocos factores de riesgo – de los conocidos en la actualidad- son modificables, la lactancia materna podría ser un importante, dentro de los comportamiento modificables, para reducir el riesgo de endometriosis entre las mujeres después del embarazo.

«Nuestros hallazgos apoyan al cuerpo de publicaciones sobre salud pública y políticas que promueve la promoción de la lactancia materna», manifestó la doctora.

«Esperamos que futuras investigaciones aclaren si la lactancia materna podría ayudar a disminuir los síntomas de la endometriosis entre las mujeres que ya han sido diagnosticados», concluyó Farland.

¿Quieres saber más sobre la lactancia y endometriosis?

¡Cuéntanos en los comentarios!


« Te puede interesar: 11 beneficios de la lactancia materna para el bebé y su mamá »


Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.