5 razones para comer en familia todos los días

La importancia de comer en familia puede verse como una oportunidad perfecta para compartir tiempo de calidad juntos. En la mesa se pueden forjar relaciones, aprender valores y conductas que mejoren la calidad de vida de los miembros de la familia. También te da la oportunidad de aprender hábitos saludables de alimentación.

La importancia de comer en familia diariamente

Una parte muy importante de comer juntos viene de la comunicación que se puede establecer en durante el desayuno, almuerzo o cena. Resulta importante que todos tengan tiempo de contar lo que han hecho o quieren hacer durante el día. Escuchar a los demás y preocuparse por los otros y expresar los propios sentimientos ayudar en la armonía hogareña. Mas hay otros beneficios que tal vez no conocías:

1. Porciones saludables

Salir a comer a un restaurante puede estar bien de vez en cuando, pero hay que limitarlo no solo por ahorro sino por las porciones. Éstas suelen ser mayores de lo que requiere una persona promedio. Así que se termina comiendo de más y si se hace una costumbre esto puede traer consecuencias para la salud como obesidad y los trastornos alimentarios.


« Lee también: Auxilio, ¿cómo desconecto a mis hijos de la tableta? »


2. Se consumen más vegetales

Una encuesta reveló que niños entre 9 y 14 años, que comieron frecuentemente con sus familias, llevaban una dieta rica en frutas, verduras, calcio, fibra y menos refrescos o alimentos fritos. Además, permite introducir nuevos alimentos.

3. Previene adicciones

Comer en familia por lo menos cinco veces a la semana reduce drásticamente el riesgo en adolescentes de fumar, beber y usar drogas. Los adolescentes que tienen menos de tres cenas familiares por semana son tres veces declives al abuso de drogas.

4. Mejoran la salud socio-emocional

La capacidad para entender las emociones, expresar empatía, demostrar auto-regulación y formar relaciones positivas con pares y adultos se conoce como salud socio-emocional. Los niños con buena salud socio-emocional se adaptan bien al entorno escolar y tienen buen rendimiento académico, incluso en estudios a largo plazo.  Los que comen de forma habitual junto con su familia y hablan sobre los hechos del día, cuentan historia y demás tienen  mejor salud emocional.

5. Ayuda a relajarse

En la mayor parte de los casos, una comida familiar en armonía permite reducir la tensión y el estrés ocasionados por rutinas laborales y de las tareas del hogar. Cuando compartes la comida en familia, no solo estás fortaleciendo los lazos con tus seres queridos, también ayuda a mantenerte de buen ánimo.

¿Conoces más razones sobre la importancia de comer en familia?

¡Cuéntanos en los comentarios!


« Te puede interesar: ¿Por qué NO debes darle jugo de frutas a los bebés? »


Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.