¿Es posible tomarse un año sabático o solo es para ricos y famosos?

¿Quién no ha tenido ganas de un día ya no levantarse para ir al trabajo, dejarlo todo e irse de viaje?

Bueno, puedes cumplir ese plan loco con un poco de planificación. Si bien muchos hemos pensado en que quisiéramos tomarnos un descanso de las agobiantes tareas diarias, nunca hay que actuar impulsivamente. Además, deberías pensarlo bien, sobretodo si no te refieres a un descanso de dos semanas, ni de un mes, sino al tan deseado ¡año sabático!

¿Acaso solo Emma Watson puede retirarse de la actuación por un año?

Lo que tienes que tener en mente es la motivación para tener un año sabático. Esta no puede ser huir de las obligaciones diarias, ese es un beneficio que te dará tu tiempo fuera, mas no el  propósito máximo. Estos 12 meses deben servirte para que hagas eso que tanto deseas, puede ser viajar o completar ese blog que es tu proyecto personal. Debes tener claro TODAS las cosas que quieres hacer, así que, empieza haciendo una lista. Ahora te vamos a comentar lo que todos se preguntan: ¡¿Cómo rayos financio un año sabático?!

Cómo hacer un año sabático

Y NO, no es solo para ricos y famosos. Tú también puedes lograrlo, solo debes asegurarte de tener todo calculado.

1. La lista de metas

Poner por escrito las metas que tendrás en estos 12 meses es estrictamente necesario. Tienes que tener claro los propósitos que buscas con este descanso. Y, sin importar que solo sea viajar, puedes proponerte hacer un diario de fotografías o un blog con entradas de todas las aventuras, etc. Lo importante es que puedas hacer esas cosas que no puedes diariamente por las obligaciones laborales.

Tómate tu tiempo para que no te olvides de nada.

Tómate tu tiempo para que no te olvides de nada.

« Seguro quieres saber cómo planificar metas y no morir en el intento »

2. El presupuesto

Una vez que tienes la lista, debes empezar a hacer el presupuesto. Ten en cuenta que si tienes planeado viajar por unos cuantos meses, debes calcular esos extras que pueden salir en el camino. Además, recuerda que las cosas sencillas cuestan: papel higiénico, agua, la luz, etc.

3. La parte más difícil

¡Cómo ahorrar tanto dinero! Primero debes ponerte la meta de ahorrar el dinero necesario en una cierta cantidad de tiempo. Luego tienes que poner en papel todas esas compras vanas que pueden esperar, como: la camisa de moda, la salida a la discoteca del momento, la comida en restaurantes caros, la pastilla reductora de medidas, etc. Sí, debes recortar drásticamente esas salidas en las que tanto gastas, ¡hay muchas cosas que puedes hacer gratis!

Hablando de gastos innecesarios…

« Aquí te dejamos un texto al respecto: Cómo estirar tu sueldo, tener menos gastos y ahorrar dinero »

4. ¿Y si no alcanzo a reunir lo necesario?

Tienes tres opciones. La más recomendada es que vendas cosas personales que no utilices: esa ropa guardada que ya no te pones, libros que no vas a leer, la lámpara empolvada que ya no prendes, etc. La siguiente es que empieces con un «cachuelo» (trabajo extra) y reúnas todo ese ingreso. Finalmente, si aún no llegas a la meta, lo que te queda es pedir un préstamo, pero por favor que esta sea tu ÚLTIMA opción.

Existe también una cuarta opción: ¡Arriésgate! Aun si no has reunido el dinero suficiente (y no quieres pedir un préstamo), toma el riesgo de vivir con un presupuesto apretado. Tendrás tiempo libre para hacer lo que más quieres y eso NO tiene precio. Además, ¿quién sabe si en el camino encuentras nuevas formas de generar dinero sin que realmente sientas que sea trabajo?

5. Otros aspectos 

Hay varios aspectos de tu vida que debes tener en cuenta antes de tener tu año sabático. Por ejemplo, si tienes pareja o tienes un hijo, o quizás es una enfermedad tuya o de algún familiar. Sin duda, debes estar preparado para cancelar tus planes por cualquier eventualidad que pueda pasar mientras reúnes el presupuesto.

¿Conoces a alguien que haya tenido un año sabático?

Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.