Las mejores canciones de Pink que no has oído porque «Lado B»

Las canciones de Pink son más de meras melodías y letras pegajosas. Su calidad artística ha sido por su versatilidad  en cuanto a géneros musicales y sus numerosas entradas en el top de los Billboards Hot 100. A lo largo de su carrera, esta rebelde cantante ha experimentado con los sonidos del  R&B, country, hip-hop, rock, danza, folk y mucho más. Su colección de éxitos es vasta y da testimonio de su evolución, pero sus mejores melodías estuvieron siempre al margen de las radios.

Las mejores canciones de Pink que no fueron singles

Y es que Pink dejó sus mejores momentos artísticos en sus discos como para que solo los verdaderos fanáticos se enterarán que existían.O tal vez algún desinformado ejecutivo musical consideró que no eran «tan comerciales» como para apelar a las masas. Échales un vistazo a estas canciones que te dejarán conocer el «lado B» de tu artista favorita.

1. Hell With It de Can’t Take Me Home (2000)

Antes de que Pink llegara a la fama mundial con M!ssundaztood, la cantante ya tenía un álbum anterior. Este era uno cuyas canciones eran un buen catálogo R&B (ritmo que retomaría solo para unas cuantas pistas en el futuro). Su sonido evolucionó rápidamente, pero el ritmo fresco de Hell Wit It te demuestra lo versátil de sus  habilidades vocales. El sonido de la guitarra eléctrica que va surgiendo en el fondo pudo ser una pista, una premonición de su cambio de género en su siguiente disco…¡Y resulta emocionante!

2. My Vietnam de M!ssundaztood (2001)

El cambio de Pink hacia el rock-pop fue lo que la llevó a estar en el radar de los adolescentes y jóvenes adultos en 2001. El álbum M!ssundaztood tuvo  tres singles –Get The Party Started, Family Portrait Don’t Let Me Get Me  en Top 10 de los Billboard Hot 100 de ese año. Mas este disco no solo fue una máquina de éxitos, sino que con él la cantante compartió parte de su vida con sus fanáticos. Así temas personales como el divorcio de sus padres y su lucha por aceptarse a sí misma fueron ejes del disco. Sin embargo, la más íntima canción de este podría ser My Vietnam, donde compara la lucha de su padre en la guerra -y posterior estrés- con sus propias batallas contra sus demonios internos.


« Lee también: Las mejores canciones de Ed Sheeran para dedicarle a tu amad@ »


3. Humble Neighborhoods de Try This (2003)

El tercer álbum de Pink pasó casi desapercibido entre las masas y es hasta ahora su álbum con las ventas más bajas. Aquí la cantante experimentó con varios singles como Feel Good Time y God Is A DJ. Inclus o obtuvo un Grammy por Trouble, pero es la ruidosa  Humble Neighborhoods la que te hará querer ser una estrella de rock y viajar por el mundo.

4. Leave Me Alone (I’m Lonely) de I’m Not Dead (2006)

Bien, debemos confesar que esta canción sí fue un single en Latinoamérica, pero no en Estados Unidos. ¿Por qué la incluimos? La melodía casi te obliga a que la cantes a todo pulmón o la escuches con la más solemne atención. Ésta combina perfectamente el humor y la cruda honestidad de la cantante. Sin duda, ¡una de las mejores canciones de Pink! Sus líneas insolentes son todo lo que tu corazón necesitará para amarla.

5. It’s All Your Fault de Funhouse (2008)

https://open.spotify.com/embed/track/5ciiAMuyWB4r17mnYsev31

Una de las canciones más oscuras del catálogo de Pink, aunque por el ritmo que tiene no te darás ni cuenta. Con letras como “I conjure up the thought of being gone/ But I’d probably even do that wrong.” O la casi escalofriante confesión: “I would never pull the trigger/ But I’ve cried wolf a thousand times«.

6. Walk of Shame de The Truth About Love (2012)

Los éxitos de Pink podrían encontrar en esta canción su secuela perfecta pues muestra el lado divertido y atrevido de Pink.  ¿No crees?

¿Qué otras canciones de Pink crees que podrían ir en esta lista?

¡Cuéntanos en los comentarios!


« Te puede interesar: 5 cantantes de country que necesitas conocer hoy »


Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.