Atentado en Manchester: Horror tras concierto de Ariana Grande

Al menos 22 personas fallecieron y hay 59 heridos tras el ataque suicida ocurrido en el Manchester Arena tras el concierto de Ariana Grande en Inglaterra. El público -juvenil en su gran mayoría- había salido contento de ver a la cantante, cuando en los exteriores del estadio a las 22:33 (hora local) una explosión remeció el ambiente. El atentado en Manchester ocurrió en la zona que conecta con la estación de tren de Victoria.

Infografía: El País

Se ha identificado a una niña de 8 años entre las víctimas. La madre de una víctima dijo que que había regalado la entrada a su hija por sus 18 años y no concibe que ya no la pueda ver crecer. Casos así se mencionan con cada una de las víctimas. «Había cuerpos por todas partes, no sé cómo sobrevivimos», señaló uno de los asistentes al concierto. Por su parte Ariana Grande señaló estar destrozada por los sucesos: «Desde el fondo de mi corazón, lo siento mucho. No tengo palabras». Canceló toda su gira mundial.

Por supuesto no es la única conmocionada, alrededor del mundo en redes se puede observar el dolor e incomprensión sobre hechos como el atentado de Manchester y muchos más que vienen ocurriendo en el mundo.

https://twitter.com/ArianaGMexico/status/867030027686342659

¿Quién perpetró el atentado en Manchester?

En un comunicado publicado en el canal de Telegram del grupo terrorista se indicó que «un soldado del califato» pudo «plantar dispositivos explosivos» en el Manchester Arena. Con esto ISIS se ha atribuido responsabilidad por el atentado en Manchester. La primera ministra británica, Theresa May, señala que aun queda por determinar si el autor de la explosión suicida pertenece a una red terrorista, ya que antes el grupo yihadista ha asumido atentados en los que su participación fue nula. Hay además otro detenido.

Según los servicios de seguridad de Reino Unido, lo ocurrido en Manchester era «prácticamente inevitable», en especial por la tendencia reciente a ataques en distintas ciudades del mundo y en especial el ataque en Westminster frente al Parlamento Británico en Londres que dejó 5 muertos y más de 50 heridos en marzo del 2017. Sin embargo la expectativa era un ataque low tech, con cuchillos o vehículos, por lo cual el uso de explosivos sorprendió, pues eso implica aun más preparación (factor que permite descubrir los ataques antes de que ocurran).

Más aun porque en los últimos meses, la intensidad de la actividad antiterrorista había aumentado tanto que se estaba produciendo un arresto diario. Y desde hace tres años dicho país está en alerta máxima, producto de la escalada terrorista que se vive desde el atentado en Londres del 2005, que dejó 56 muertos y más de 700 heridos, también por un ataque suicida con explosivos.

 En otro lado del mundo, las Islas Marawi de Filipinas, también se ha alertado que hay miembros de ISIS ondeando banderas y recorriendo las calles.

El atentando en Manchester se suma a una ola de acciones terroristas… ¿Cuál es la solución?

Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.