5 cementerios que no te darán nada de miedo

Conócelos, son realmente hermosos

Faltan muy pocas horas para Halloween. En este momento palabras como muertos, espíritus, sangre, demonios o cementerio, comienzan a sonar de manera recurrente con un único propósito: darte miedo.

Precisamente los camposantos son el escenario de infinidad de historias aterradoras. La morada final de muchas almitas que, en ocasiones, parecen no ser tan inofensivas. Paredes grises, mármoles fríos, pasos cansinos y sollozos apagados frente a lápidas mudas rodeadas de humead, es la imagen que a muchos se nos representa como un auto-reflejo al pensar en una necrópolis. La escena se vuelve aún más tétrica si la imaginamos en horas de la noche.

Para muchos los cementerios son TERROR PURO, pero para otros son verdaderos museos abiertos que permiten conocer la idiosincrasia de los habitantes del pueblo en el que están enclavados.

¿Tú, de qué lado estás?

Si eres de los primeros, esta será una muy buena oportunidad para que le pierdas el miedo a estos lugares a los que, irremediablemente, llegarás algún día. Suena algo angustiante, ¿no? Ahora, si estás en el segundo grupo, este post será una excelente guía para que en algún momento de tu vida puedas agregarlos a tu ruta de necro-turismo.

Cuando recorras los cementerios que tenemos para mostrarte, te sentirás caminando por frescos y coloridos jardines, pero en realidad, estarás paseándote entre tumbas repletas de cadáveres.

<Te puede interesar leer: “El animero”, una tradición ecuatoriana no apta para miedosos>

A continuación, los 5 cementerios más hermosos de Europa:

  1. Cementerio de Highgate | Reino Unido

Fue inaugurado a mediados del siglo XIX y es considerado uno de los rincones más maravillosos de Londres. Muchas de sus tumbas son de la época victoriana y en ellas descansan grandes figuras como Karl Marx, George Elliot, Michael Faraday o los padres y hermanos de Charles Dickens, entre otras. La frondosa vegetación coexistiendo con los panteones, dan a este lugar un aire maravillosamente pacífico. Hasta la década de 1980 estuvo en ruinas, pero los habitantes de la ciudad fueron los encargados de recupéralo y convertirlo en la maravilla que hoy es. Ah, pequeño detalle, se dice que un vampiro ronda por sus pasadizos.

  1. Cementerio Père-Lachaise | Francia

Este cementerio es uno de los más conocidos del mundo. Es el más grande de la ciudad de París y en él descansan eternamente personajes ilustres como el cantante Jim Morrisson, el escritor Oscar Wilde o el pintor Delacroix. Tiene una extensión de 43 hectáreas, más de 70.000 tumbas hermosas, 5.300 árboles y…muchos gatos. Los parisinos consideran a este cementerio uno de sus mejores parques, al que incluso muchos llegan a leer, pues la tranquilidad aquí, supera a la de cualquier biblioteca.

  1. Antiguo Cementerio Judío | República Checa

 

Este cementerio, ubicado en la ciudad de Praga, es impresionante. Como los judíos no pueden destruir tumbas, por eso, cuando se quedaron sin espacio comenzaron a enterrar encima de lo que ya había. Aquí las tumbas musgosas se amontonan –prácticamente- una sobre otra. A simple vista se pueden apreciar 12.000 tumbas, en las que se estima descansan más de 100.000 judíos. Fue utilizado desde el siglo XV hasta 1787. Es un verdadero museo, en el que aprenderás mucho de la colectividad y  los padecimientos que tuvo que afrontar.

  1. Cementerio de Luarca | España

Este cementerio, ubicado frente a la costa asturiana, sería deseado por muchos para ir a vacacionar. El sabor de la sal, el perfume de los pinos y el dulce arrullo de las olas golpeando en los acantilados, hacen de este camposanto un lugar de paz único en el mundo.

  1. Cementerio alegre | Rumanía

Alucina en uno de los cementerios más alegres del mundo, el de la aldea de Sapantza. Aquí las tumbas están decoradas con espectaculares pinturas de naíf y epitafios poéticos que describen lo que fue el difunto en vida. Son unas 800 lápidas de madera con cruces de roble, la mayoría obra del artista local Stan Ioan Patras, que también fue sepultado en este colorido cementerio rumano.

¡UNO EXTRA, Y ESTÁ EN SURAMÉRICA!

  1. Cementerio José María Azaél | Ecuador

Foto: tulcantierrafortunado

Este cementerio se encuentra en Tulcán, en la provincia de Carchi, al norte de Ecuador. ¡Recorrerlo es una experiencia inolvidable! Sus figuras de ciprés conocidas como “esculturas en verde”, tienen varios estilos de tallado, como el griego, egipcio, incaico y árabe, a las que se le suman las formas naturales. Las esculturas refieren a la fauna e ídolos del país, figuras góticas y arcos, entre otras.

El necro-turismo convoca a millones de personas en el mundo entero. ¿Te sumarías a esta corriente? ¡Cuéntanos!

Fuente: skyscanner.es

Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.