10 dulces y postres caseros que tienen sabor a hogar

Por: 13 septiembre, 2016
 

Los postres caseros son geniales. Hay dulces que por  su sabor y su textura te hacen recordar muchas anécdotas de tu familia, de tu vida. Ese es el famosísimo sabor de hogar del que presumen las abuelas y las madres. Te vamos a contar de algunos que te harán agua la boca.

Postres caseros y dulces  que te harán viajar entre tus recuerdos

¿Estás listo para este delicioso recorrido?

1. Churros

postres caseros

¿Chocolate con churros? Nah…Churros con azúcar. Esa maravillosa experiencia que te esperaba al salir a pasear con tus padres por la feria o el carnaval. ¡También era imprescindible en los cumpleaños! Todo el que se respetara brindaba churros.

2. Suspiros o merengues

postres caseros

El primero de los postres caseros que intentaste preparar. ¿Qué tan difícil podía ser? Claras de huevo, azúcar, vainilla y una pizca de sal. Se suponía que todo saldría perfecto, pero no. Tus suspiros quedaron mal hechos hasta que tu mamá, tu abuelita o tu tía te dieron “el truquito” para hacerlos bien.

3. Helados

postres caseros

Los helados son la gasolina de la infancia. El sonido de las camapanitas del heladero, el de tus monedas golpeándose en tus bolsillos, la brisa contra tu cara al correr para comprar uno. ¡Casi puedes sentirlo de nuevo! La hora de los helados era sagrada. Y los querías todos: fresa, de coco, de limón, de chicle… Al final siempre terminabas eligiendo el de vainilla y chocolate porque era un dos en uno. Ahora puedes volver a sentir esa emoción comiendo Casero Bisabor de Pingüino.

4. Tortas de coco

postres caseros


« Lee también: 18 platos típicos de comida ecuatoriana que debes conocer si eres ecuatoriano »


Las tortas de coco son una masa de puro sabor playero, pero nadie las come solo en la playa. ¡Qué va! Tu mamá podía hacerlas a demanda para llevar a la escuela, para acompañar la comida del fin de semana o solo porque sí.

5. Donas o donuts

postres caseros

Esas masas dulces con un espacio vacío en el centro y que van cubiertas de azúcar…¡Oh! Siempre que sean esponjosas serán como subir al cielo.  ¿Te acuerdas de cuando fuiste a comerlas por primera vez? Seguro te embarraste la cara con el chocolate, el manjar o todas las chispas de colores se quedaron pegadas en tus mejillas.

6.Roscones

postres caseros

Las roscas de sal son ricas y le van de maravilla al desayuno con un buen café con leche. Sin embargo, cuando eras menor esas no eran tus favoritas. Los roscones, esas roscas dulces cubiertas de caramelo rojo, esas eran las que tu corazón pedía una y otra vez. Seguro que si las comes hoy te un montón de recuerdos vienen a tu mente.

7. Orejas de hojaldre o palmeritas de hojaldre

postres caseros

Nunca entendiste por qué se llamaban orejas si no tienen forma de oreja. La amiga española de tu mamá las llamaba palmeritas, pero tampoco se parecen a eso. ¿De dónde le vino el nombre? A tu yo de 6 años no le importaba ni un poquito porque caramelo, azúcar y masa de hojaldre.

8. Mug cakes

Mug Cake Fit, Mug Cake Fitness

Son esa alternativa las tortas de siempre que puedes preparar en microondas. Tu niño interior adora  ponerles manjares, chocolates y chispitas de colores. Ahora que a tu entrenador, tu cintura y a tu edad le viene bien una versión fitness. Sin importar la versión, torta es torta y los recuerdos se disparan al comerla.


 « Lee también: El día que fui a entrenar y terminé en una clase de cocina haciendo un mug cake fit »


9. Flan, tres leches y chucula

postres caseros

Estos fueron los primeros postres “tipo shot” que comiste en la vida. Claro, no eran mini shots porque a nadie le importaba engordar cuando eras niño. Flan de coco, de vainilla o de huevo esas suaves texturas estaban ahí para ti. ¿Tres leches? El postre que pedías cuando no querías tomar leche normal. Total mejor 3 ricas que una “mala”. ¡Ah, la chucula! Esa combinación perfecta de plátano maduro, azúcar y canela.

10. Ensalada de frutas

postres caseros

Conocido también como come y bebe, este es el verídico postre sano que te daban tu mamá y abuelita y que ahora amas a más no poder. Jugo de sandía o naranja de base y trozos de todas tus frutas preferidas: kiwis, uvas, manzanas, peras, bananas, fresas y demás hacen de tu día uno mejor.

¿Cuál de estos postres caseros y dulces te gustó más?

¡Cuéntanos en los comentarios!


« Te puede interesar: Nuevas tendencias en los dulces y postres que tu corazón desea »


En Casa