¿Es posible un wifi que consuma 10 mil veces menos batería?

Estamos en una época en la cual la tecnología vive superando nuestro entendimiento de ella. Simplemente la usamos y ya. Pero es precisamente saber en qué etapa de una tecnología estamos, para saber si es posible seguir mejorándola o ya descartarla para buscar otra forma de aplicarla. En el caso de la conectividad, la transmisión de datos por wifi se siente como una bendición divina cuando funciona rápidamente, pero otro punto a considerar es que no consuma tanta batería de nuestro dispositivo móvil.

Y si te dijésemos que se está hallando un modo de que haya una conexión wifi pasivo con un consumo de batería 10.000 veces menor. Bueno, es posible si se logra liberar al dispositivo móvil de una de sus tareas.

¿Cómo funciona una conexión wifi?

Por si no lo sabías, el consumo de toda conexión wifi tiene que ver con la forma en la que esta funciona. Es que para transmitir datos por wifi, un celular genera dos señales de radio: una digital que contiene la información a transferir en sí y otra señal, esta vez analógica, que además de hacer de portadora o mensajera, la que conecta los dispositivos entre sí. Y sí, adivinaron: esta señal de radio analógica es la responsable del alto consumo de batería de la conexión wifi. La señal digital en cambio consume unos cuantos microvatios. Además de que el wifi del móvil está constantemente enviando señales de radio para encontrar redes disponibles.

Entonces, a sabiendas de ello, investigadores de la Universidad de Washington desarrollaron una forma de transmisión wifi pasivo que libere al móvil de la tarea de generar la señal de radio analógica. Y solo eso significa 10 mil veces menos consumo de energía de lo que ocupan los dispositivos móviles actuales.

¿Cómo lograr el wifi pasivo?

Para eso están los científicos, para hallar las soluciones en los detalles. Ellos desacoplaron la señal de radio digital y la señal de radio analógica. Pero como esta última igual es necesaria para la conexión, esa tarea la realiza un dispositivo externo y que se enchufa a una red eléctrica, dando cobertura en una área próximo; en una oficina o vivienda, por ejemplo. Algo similar a lo que realiza un módem. Eso sería el wifi pasivo.

La señal de radio analógica producida por el dispositivo externo sirve para dar conexión a varios dispositivos, simultáneamente. Por ahora los investigadores han logrado transmitir datos en un radio de 30 metros a una velocidad de 11 megabits por segundo. Es cierto que son cifras inferiores a la capacidad de conexiones wifi actuales, pero tenemos la ventaja del escaso consumo de energía. Y ya sabemos que siempre es posible de mejorar.

Este método de wifi pasivo (que todavía está pendiente de verificación) sería aplicable a los móviles y routers que ya existentes. Y eso no solo beneficiaría a móviles y laptops, sino también a los aparatos que aspiran a formar parte del internet del hogar y la oficina: desde la nevera al termostato, pasando por las cámaras de seguridad y las zapatillas de deporte y hasta sensores médicos incorporados en el cuerpo del paciente. Es decir mayor conectividad en nuestra cotidianidad.

Externalizar la búsqueda de señal radial añalógica permitirá una mejor eficiencia de la batería.

El dispositivo de wifi pasivo será extremadamente barato de fabricar, tal vez menos de un dólar.

– MIT Technology Review.

La publicación MIT Technology Review considera que se trata de una de las diez tecnologías más importantes del año y estaría disponible en un plazo de dos o tres años..

Fuente: El País

Escribo, canto, callo, cavilo, camino, amo, yazgo, proveo, escucho, vino, amigo y-no faltaba más-gato. Ah, y en Makía redacto :).