El TapRoom: el hogar de las cervezas artesanales en Guayaquil

En Latinoamérica los microempresarios que apostaron por la elaboración y comercialización de cerveza artesanal han encontrado un público entusiasta. Uno de los países con mayor crecimiento en este segmento es Ecuador, con un mercado en auge desde el año 2010. Tanto así que en el país ya existen 70 cervecerías artesanales, según datos de la Asociación de Cervecerías del Ecuador (ASOCERV) hasta 2016, que se encuentran principalmente en Quito, Guayaquil, Cuenca, Manta, Ibarra y Loja.

El TapRoom y las cervezas artesanales en Guayaquil

La cerveza artesanal gana espacios en supermercados, restaurantes o incluso ya se la puede comprar directamente a los fabricantes. Y hay quienes llevan su pasión por la cerveza al terreno de los negocios.  Ese es el caso de El TapRoom en   Guayaquil.


« Lee también: 5 Beneficios de la cerveza que de seguro no conocías »


Sofía Boloña y su esposo Diego Reyes quieren fomentar la cultura cervecera en la ciudad con la creación de un bar que sirva como plataforma de exposición para las cervezas artesanales. Para ello han iniciado un crowdfunding o micromecenazgo, en catapultados.com, donde buscan el apoyo de los amantes de la cerveza y les ofrecen varias recompensas por sus aportes, que van desde catar cervezas hasta la oportunidad de elaborar tu propia cerveza con ellos.

La pareja es conocida en las redes sociales e internet por su cuenta @thebeertasters y el blog que empezaron cuando en 2016 fueron a España a estudiar sus maestrías. Diego hizo una en Cervecería y Malta, mientras Sofía se aplicó en una de Marketing digital. Su estadía en Madrid estuvo marcada por la búsqueda de nuevas experiencias cerveceras que compartieron con los internautas que entraban a su blog. Cada jarro de cerveza resultaba un descubrimiento. Y así el Viejo Continente fue donde la idea de El TapRoom emergió como la espuma. En su retorno a Ecuador se sintieron decididos a invertir sus esfuerzos por hacer realidad la comunidad que anhelan y emprender este negocio, que como todos implica trabajo duro, pero confían en su constancia y en la pasión cervecera de la gente.

Una cerveza llamada Bajamar

Sofía y Diego no solo van a abrir un bar. Tras años de practicar el arte de hacer cervezas, se sintieron seguros de comercializar una marca propia de cerveza artesanal: Bajamar. Iniciaron su producción en abril de este año, en el norte de la ciudad. Ahí Diego se luce como maestro cervecero, cuidando los detalles del proceso de elaboración, para lograr creaciones ligeras y refrescantes. Por su parte, Sofía es la mastermind del negocio y el marketing.
Al momento cuentan con dos tipos de cerveza -lager y american pale ale-, pero no descartan crear otras que abarquen sabores simples y complejos en el futuro.

¿Quieres saber más del mundo de las cervezas artesanales en Guayaquil?

¡Cuéntanos en los comentarios!


« Te puede interesar: Guía rápida para entender todo sobre las cervezas artesanales »


Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.