6 síntomas extraños que pueden aparecer durante el embarazo

Existen síntomas muy comunes que se manifiestan durante el embarazo. De seguro ya los habrás escuchado: la ausencia de menstruación, senos tensos, trastornos digestivos, aumento de peso, brotes de acné, cambios de humor, dolores de cabeza y espalda, calambres, antojos, etc., todos estos son síntomas normales durante el embarazo. Ahora bien, existen algunas personas que tienen otros síntomas que catalogaremos de extraños por ser atípicos. Recuerda que cada organismo es un mundo y pues, cada cuerpo tiene sus síntomas particulares.

Síntomas raros de embarazo que te pueden ocurrir:

Sangrado de nariz y congestión nasal:

Es un síntoma poco normal de embarazo, es muy extraño que tengas congestión nasal y sangrado de nariz. Sin embargo, existen personas sumamente sensibles que podrían sufrir este síntoma. Esto se puede tratar con medicina natural, no te alarmes. También puedes conseguir un humidificador o algún fármaco que no afecte al bebé como Nasonex u otra solución fisiológica en spray.

Y, si aún te parece desconcertante, te explicamos que el sangrado se debe a que en el embarazo la presión sanguínea aumenta y los vasos de la nariz, los más delicados, tienden a lesionarse fácilmente. Resultará seguramente muy incómodo pero no es nada por lo que debas preocuparte. De igual forma es ideal que comentes el hecho en tu control natal.

Cambio de flujo vaginal:

Puede que durante el embarazo tu flujo cambie y sea más o menos abundante, dependiendo de tu cuerpo. Esto suele ser normal hasta que el flujo tenga algún olor extraño y se torne de un color amarillento, verde e incluso gris azulado, si llegas a observar esto acude de inmediato a tu médico pues te encuentras frente a una infección vaginal que debe ser tratada.

Las mujeres son muy propensas a sufrir de infecciones, sobre todo en el embarazo, un pantalón de jean, una pantaleta apretada o de alguna tela que no sea algodón, puede causar una infección. Así que, durante el embarazo cuida mucho esta clase de detalles para que sufras lo menos posible de infecciones.


« Mejora tu fertilidad cambiando tu alimentación »


Acidez permanente:

Este es un síntoma no muy común pero podría presentarse. Hay personas que sufrieron de acidez desde el momento de la concepción hasta el momento del parto. Algo extraño y además desagradable. Para esto recomendamos comer zanahoria cruda cada vez que sientas acidez o, una ramita de apio. Eso cortará un poco el síntoma. Siempre en estos casos lo mejor es acudir a los remedios naturales, las infusiones y los alimentos, pues tomar antiácidos no hará ningún efecto.

Cambios en la piel y propensión a manchas:

Este es otro de los síntomas que tampoco se presenta en todas las mujeres y que suele ser el más desagradable. Durante el embarazo eres más propensa a tener cambios en la piel. Esta puede ser más seca, grasosa o incluso ser perfecta. Puede que te salgan algunas manchas causadas por el sol, por lo que recomendamos uses siempre protector solar, sobre todo si tienes una piel delicada. Recuerda que en el embarazo eres muchísimo más sensible.

Aparición de varices:

La aparición de varices es uno de los síntomas más insólitos de los que se tiene recuento. No le sucede a todas las mujeres por supuesto, podríamos estar hablando de un 3% de la población femenina a la que esto le ocurre. Para contrarrestar los dolores a causa de las varices deberás colocarte compresas frías y tibias, alternando.

Este síntoma se debe a lo mismo que explicábamos al principio en el primer síntoma. La presión sanguínea sube y todos los vasos son sensible a cualquier movimiento y mucho más a los bruscos. Así que cualquier vena podría inflamarse y formar una molesta varice.


« 6 tipos de ejercicios para mujeres embarazadas que quieren mantener el ritmo »


Eructos y gases abundantes:

Si presentas muchos gases y eructos durante el embarazo puede ser una manifestación de tu cuerpo mostrando sensibilidad a ciertos alimentos. Es otro síntoma normal, del que no debes preocuparte. Pero si los gases son muy fuertes, y sobre todo en los meses avanzados como en el sexto, lo mejor es que evites comer garbanzos, frijoles, brócoli, maíz, coliflor, tomar leche de vaca, entre otros alimentos.

Estos fueron algunos de los síntomas raros de embarazo. Te invitamos a hacer una planificación alimenticia, donde incluyas muchos alimentos orgánicos y consumas gran variedad de frutas. Seguramente tu ginecólogo te recomendará una dieta, pero siempre serás tú la única que podrá saber qué le va bien o mal a tu cuerpo.

Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.