Selfies… ¿El nuevo espejo del narciso?

¿Hace cuánto te tomaste una selfie? Porque sabes bien qué es, ¿no? Bueno, en caso de que no aparezcas en una de las 93 millones de fotos estilo autorretrato que se toman a diario en el mundo -según  Sundar Pichai, vicepresidente senior de Google- pues una selfie es eso, una foto tomada por uno mismo, a solas o en grupo.

 thalia selfiesEsa cifra es de principio de años y Pichai la mencionó en un evento de desarrolladores de Mountain View, y solo cubre a los selfies generados en sistemas Android. Es decir, no dispositivos IOs (iPhone, iPad, iPod). Buscando en Instagram, la etiqueta #selfie tenemos que más de 290 millones de fotos la llevan, mientras que la etiqueta #me (yo, en inglés) está en más 385 millones de fotos subidas.

Al ser una cifra que evidencia una costumbre masiva y de moda, empezaron a surgir críticos, que mencionaban la baja autoestima de las personas afines a los selfies, pues estarían muy pendientes de cuánta aprobación reciben al ser publicadas las fotos en redes sociales. Si bien eso es una generalización, provoca el recuerdo de un personaje muy singular de la mitología: Narciso.

selfies monopod-769001_640

El stick o palo de selfies, un invento del siglo XXI.

¿Quién fue Narciso? En la mitología, Narciso fue un joven muy atractivo que se dio el lujo de rechazar a la diosa Némesis (en otras versiones a un joven llamado Aminias), quien en venganza lo condenó a enamorarse de su propia imagen. Narciso llegó a verse de forma obsesiva en el reflejo de un río, donde se ahogó (otros dicen que murió de sed, al verse incapaz de separarse del agua o de beberla para no romper su imagen). Desde allí se llama narcisismo a las personas que están extremadamente pendientes de sí mismas y su imagen.

Las redes sociales son así un gran espejo social. ¿Y qué ocurre cuando confluyen muchos efectos? Una ilusión llamada espejismo, un bloqueo para ver la imagen real. Pero quizá no es tan grave, sino solo un divertimento, como muchos más.

Según un estudio de las universidades de Birmingham, Edimburgo y Heriot-Watt, en Reino Unido, la publicación excesiva de selfies puede indicar que que sus relaciones son muy superficiales y con poco sentido de la intimidad, esto último les dificulta el trato “cara a cara”.

Qué se considera un exceso de selfies es una pregunta de respuesta muy abierta, pero podría acarrearle a la persona un déficit de atención e hiperactividad, depresión y trastornos obsesivos-compulsivos, además de una aproximación al narcisismo.

¿Y cómo es un narcisista?

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de los EEUU., un narcisista reacciona mal a la crítica;  exagera sus logros y talentos; esta preocupado con fantasías de éxito, poder, belleza, inteligencia o amor ideal; tiene expectativas irracionales de tratamiento favorable; desdeña los sentimientos de otros (¿Cuando en una selfie no le importa que los otros salen mal?), etc.

selfie-539481_640

 

Antes de empezar a tildar de narcisistas a sus amigos, recuerde que los selfies es una moda y como toda moda es divertida mientras no controle su vida. Esperamos que no sea el caso de nadie que ustedes conozcan. Así que veamos a continuación más selfies.

    • Jamaica perdió el partido frente a Argentina, pero Deshorn Brown no desaprovechó el momento para tomarse un selfie con Messi.

          • En Rusia, hubo uno de esos ejemplo de selfie indolentes, Tatiana Kulikova publicaba fotos con personas que llevaba en la ambulancia, con mensajes como “otro imbécil!”, “odio mi trabajo” y así por el estilo.

selfie2-tatiana-kulikova

          • Este fue viral. Obama estaba muy divertido con tomándose selfies, mientras su esposa lucía bastante disgustada.

 

selfie-obama-mandela_m

          • Kendall Jenner marcó un nuevo record de ‘corazoncitos’ (me gusta en Instagram): 2,9 millones.

 

 

Una foto publicada por Kendall Jenner (@kendalljenner) el

      • Se dice que el primer autorretrato de la historia fue realizado por Van Eyck en 1433. Esta foto en cambio es de 1839, tomada por Roger Cornelius.

selfie-más-antiguo

 

Escribo, canto, callo, cavilo, camino, amo, yazgo, proveo, escucho, vino, amigo y-no faltaba más-gato. Ah, y en Makía redacto :).