Praying y Woman, el gran retorno de Kesha

Después de cuatro años sin publicar un disco (el último fue Warrior, 2012), se produjo el regreso de Kesha, lanzando dos sencillos este mes de julio. Son canciones de mucha fuerza ambas, si bien Praying es una balada soul donde predomina el piano y Woman una canción mucho más rítmica y agresiva.

Esta ausencia tuvo mucho que ver con el litigio que tiene contra su productor Dr Luke (Łukasz Gottwald), a quien acusa de haber abusado de ella tanto física como sicológicamente. Su canción Praying  refleja todo lo que ha venido pasando y es una especie de liberación de aquel dolor que sintió por mucho tiempo.

‘Cause you brought the flames and you put me through hell
I had to learn how to fight for myself
And we both know all the truth I could tell
I’ll just say this is I wish you farewell

I hope you’re somewhere prayin’, prayin’
I hope your soul is changin’, changin’
I hope you find your peace
Falling on your knees, prayin’

(Fragmentos de Praying, Kesha)

Con líneas donde deja claro que esa persona le hizo vivir un infierno, donde tuvo que aprender a luchar por sí misma y denunciar lo que pasaba. Ahora, después de un tiempo se siente fuerte para volver y dedicar esto a su agresor. En esta canción que marca un nuevo comienzo tras el regreso de Kesha, ella canta que tiene esperanza de que donde sea que esté su antiguo monstruo, se encuentre orando por lo que hizo, que halle la paz, de rodillas, con oraciones y hechos que demuestren una renovación en su alma.

La interpretación en el regreso de Kesha, que hace con Praying llama la atención incluso a quienes no la habían escuchado antes.

 Aunque la canción del regreso de Kesha tiene un contexto real poderoso, muchas personas pueden identificarse por distintos motivos con la canción. Es que muestra a una mujer orgullosa de sí misma por lo fuerte que se ha convertido tras luchar contra sus adversidades y contra aquellos miedos que bloquearon una paz que ahora recupera.

El regreso de Kesha se filmó en Salvation Mountain (Colorado, EE.UU.).

Tiene sentido entonces que el video haya sido rodado en Salvation Mountain, una colina intervenida artísticamente (y que es vista como un oratorio para pecadores o desconsolados), que cubre una colina en el desierto de Colorado, EE.UU.

Woman, muy poderosa

Como Kesha sabe muy bien, su regreso no podía girar solo en una canción tan representativa de su ausencia, de allí que a los pocos días lanzó el video de Woman. Una canción mucho más tajante, donde deja claro que es una mujer que ya ha triunfado por sus propios méritos, así que no se deja sorprender por hombres que quiera comprar su amor o quieran pasarse de protectores por motivos oscuros. Ella solo desea pasarla bien porque lo merece y mejor si esta noche es solo de chicas.

I’m a motherfucking woman, baby, alright

(coro de Woman, Kesha)

A quien le moleste, que le moleste. A otros en cambio les encantará la actitud de la canción. En ella además tiene el acompañamiento de The Dap King Horns, quienes con sus instrumentos vientos, le dan un aire al soul de fines de los 60´s o mediados los 70´s. Quizá también te suene algo a Amy Winehouse y acertarás, porque ellos también participaron en canciones como RehabYou Know I’m No Good. Es decir, la música de Kesha se vio envuelta en muy buenas manos en esta canción.

Woman o Praying, ¿cuál de las canciones del regreso de Kesha de gusta más?

Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.