¿Sabes lo que es el fanfiction?

Por: 5 mayo, 2015
 

Si te has preguntado lo que es el fanfiction te dejamos esta investigación que fue originalmente publicada en: La Última Matrioska. 

Hay muchos finales que no nos convencen. Algunos soñamos con ver a Romeo y Julieta juntos, con que Héctor y Aquiles se volvieran amigos y terminaran con la guerra de Troya o que la Caperucita engañase al lobo. Sin embargo, los autores de esas historias eligieron otros destinos para esos personajes y ese es el fin… Sin embargo, existen los que, inconformes con la versión original, se lanzan a buscar hacer justicia por letra propia. Los fanáticos pueden tomarse el universo de un autor y modificarlo a voluntad dentro de los fanfictions.

Los fanfictions (o las ficciones de los fans) son el medio por el que los fanáticos de algún producto artístico -libros, películas, series o videojuegos- pueden recrear sus propias vertientes de una historia e intervenir el destino de los personajes que aman. Los fanfictions están hechos por y para los fanáticos -que escriben estas historias sin ánimo de lucro- con el fin de compartirlas con sus pares. El fenómeno de los también llamados fanfic, o simplemente fics, abarca todos los géneros: cuento, novela, teatro, cómics y demás.

En la actualidad, el espacio predilecto para poder desarrollar y compartir estos relatos se encuentra mayoritariamente en internet, porque esto supone una megaexposición para estos productos. La red les permite ser vistos y leídos por personas alrededor del globo, abriendo los pequeños grupos de circulación de los fanzines -revistas autopublicadas por los fans- y cuya distribución se limitaba a espacios muy reducidos. El mundo de la red ha permitido que las ficciones hechas por fans salieran del discurso marginal y se abrieran paso a la cultura de masas. Sin embargo, esto no significa que el fanfiction sea un producto netamente sostenido por la cibercultura o un mero producto de ella. Así lo explica el Dr. Matt Hills, especialista en Estudios de los Medios y la Cultura en la Universidad de Cardiff y autor del libro Fan Cultures: “Es algo en que siempre ha estado envuelto de la cultura de los fans. Estar en línea solo le ha dado mayor visibilidad. Antes de la era de internet solo circulaba entre los fans”.

Los lugares para compartir ficción en la red son los miles de foros y páginas web donde se pueden colgar los relatos. Se trata de un espacio que se sostiene por los fanáticos que escriben y por los fans que leen lo que estos escriben. “No siempre el autor me da lo que quiero. Por ejemplo, me gustó que mis ships [parejas románticas] se cumplieran al final de Naruto o de Ranma 1/2, pero no se cumplieron como esperaba”, dice Sora-Sama, quien escribe fanfictions con regularidad en fanfiction.net. A Neko Midori, otra autora de la página, le sucede algo parecido, “cuando leo algunos cómics de DC Comics, a veces no estoy de acuerdo con algunos giros de la trama entonces los cambio o leo los fics de otros que han cambiado lo que no me gustó”.

Neko Midori es una fanfiquera que publica sus historias sobre el anime y manga sobre Teen Titans y Naruto desde el año 2009. Para ella, estas son comunidades en las que los fans unidos por sus gustos comunes intercambian lecturas, noticias, comentarios y demás, donde la retroalimentación es constante. Dicho fenómeno es necesario para el creador de fics porque supone una respuesta del público que le permite definir el impacto de su creación, pero también le permite mejorarla o notar matices que tal vez no había notado y que podían cambiar el rumbo de su historia.

“Los fans sienten un gran afecto por los objetos de sus fandom. Ellos aman esos filmes y a los personajes y esto los motiva. (…) Los fans quieren explorar las vidas posteriores de estos personajes o sus historias pasadas”, sostiene el Dr. Hills.

Autores y fanfiction

Pero, ¿qué piensan los autores de los fanfictions que escriben sus fans? Las respuestas a esta pregunta varían entre los autores consagrados. Existen autores que leen los relatos de su fandom y están a favor, otros se sienten contrariados cuando los fans usan a sus creaciones en estos relatos. Por ejemplo, J.K. Rowling, la autora de la saga de libros de Harry Potter, se siente halagada de que sus libros hayan inspirado a otros a escribir sus propias historias, según ha dicho ella misma en diversas ocasiones, pero les pide a los fans que cuiden la obra y a sus lectores:

“Los libros podrán estar haciéndose viejos, pero siguen siendo libros para niños. Si los niños encontraran una historia de  categoría X [con contenido sexual explícito] de Harry Potter, eso sería un problema”.

La escritora Anne Rice, autora de Entrevista con el vampiro y otros varios libros, no ve a los autores de fanfiction de la misma forma condescendiente en que lo hace J.K. Rowling, pues considera que se deben respetar sus derechos como propietaria de sus personajes. “Me molesta terriblemente pensar en fanfictions sobre mis personajes. Les aconsejo a mis lectores a escribir sus propias historias originales con sus propios personajes”.

Stephanie Meyer, autora de la saga Crepúsculo, quien también intenta incentivar a los fanfiqueros a dar el salto a las historias originales dice que: “Las personas le ponen tanta energía y talento en ellos… Me frustra. Creo que deberían escribir sus propias historias y sacarlas al mercado, publicarlas. Deberían tener sus propios libros”.

Ahora que sabes que los fanfiction existen ya puedes buscar o escribir el final que querías para tu historia favorita. Así podrás ver a Romeo y Julieta siendo felices para siempre, a Héctor y Aquiles brindar por el fin de la guerra de Troya y a Caperucita salir airosa de su encuentro con el lobo.

Arte y Cultura