7 programas de la infancia que no olvidaremos aunque queramos

Los amaste, odiaste, aprendiste y/o te divertiste… Estos siete programas educativos para niños te recordarán tu infancia, esos tiempos donde no tenías servicio de streaming por internet y tus opciones en la televisión eran las siguientes:

1. Teletubbies

Este programa para niños lo recordamos hasta ahora para burlarnos. Fue producido desde 1997 (hasta el 2001) y tuvo cerca de 365 episodios. Por alguna razón, estos peluches panzones de origen desconocido, se convirtieron rápidamente en un éxito. Por favor, vean este vídeo para que se sientan la persona más rara.

Aceptemos que los teletubbies nos enseñaron algo bueno, al menos cuando mostraban proyecciones con reportajes de niños realizando diversas actividades. Se comenta que tal vez para el 2016 regresen a la televisión. 

2. Barney

Esta serie de televisión infantil se estrenó el 6 de abril de 1992 y contaba con un Tiranosaurio rex antropomórfico púrpura ¡Yaass!

En teoría Barney y sus amigos transmitían mensajes educativos a través de canciones y pequeñas rutinas de baile, siempre con una actitud amistosa y optimista. La única que yo recuerdo es esta:

3. WishBone

Un perro parlante llamado Wishbone imaginaba ser el personaje principal de una obra literaria, haciendo un paralelo con los sucesos de la vida de su dueño. A este raro perrito solo lo podían escuchar los personajes de su obra. ¿Lo recuerdan?

<<Lee: Gilmore Girls vuelve con una mini serie junto a Netflix>>

4. Zooboomafoo

programas educativos para niños

A diferencia de los programas anteriores, esta serie fue muy buena y jamás la olvidaremos por eso mismo. Chris, Martin y Zoboomafoo nos mostraban el mundo animal de una forma muy divertida. Ellos interactuaban con los animales y mostraban sus características detalladamente. Sin duda aprendimos mucho sobre la naturaleza, así como a no amontonar cosas en el armario, ya que luego nos caen encima.

5. El mundo de Beakman

Beakman era un científico excéntrico que hacía experimentos cómicos y demostraciones. Nos ilustraba conceptos básicos de la ciencia, como la densidad o la electricidad. Era imposible no amar su locura y aprender cosas que de pequeños nos parecían una revelación:

  • Dejar la refrigerada abierta no enfría tu casa sino que la calienta más.
  • Los vidrios que rompían en las películas no eran reales sino que estaban hechos de azúcar (y nos enseñaba cómo hacerlos).

6. Plaza Sésamo

Este fue el pionero de los programas educativos para niños. Transmitió desde el ’72 y desde entonces nos enseñó las vocales, los números, saludos; hasta cuidar nuestra higiene, comer alimentos saludables y no contar galletas cerca del monstruo come galletas.

7. Bananas en pijamas

Jamás olvidaremos a estas dos bananas (B1 y B2) que vivían con una pijama y tenían vecinos: 3 osos y el Señor Rata. Todos compartían el vecindario de la Avenida de los Abrazos y decían ¡Zúmbale!

¿Cuál de estos programas educativos para niños te gustaría que regrese o dejarías para siempre en el pasado?

Imagen de portada: Ciencia y Biologia

Como en Microdancing de Babasonicos, estoy haciendo lo que más me gusta.