Lo que debes saber al planificar tu boda

Las bodas suponen un gasto considerable, sin importar cuán grande o pequeña sea. Seamos realistas, aunque tengas un presupuesto definido, la ilusión de planear tu boda de ensueño puede llevarte a gastar más de lo que tu pareja y tú pueden permitirse. ¡Qué no cunda el pánico! Te vamos a dar algunos consejos con los que podrás tener la ceremonia perfecta sin tanta inversión.

Planear tu boda de ensueño y economizar es posible

Los matrimonios más pequeños y sencillos suelen ser más económicos y fáciles de organizar, pero aún si quieres hacer una boda grande puedes echarle mano a estos consejos.

« Lee también: Las bodas de cuento para cada tipo de novia, ¿cuál eres tú? »

1. Reduce tu lista de invitados

Aun si tu boda va a ser grande, siempre debes considerar una reducción en la cantidad de invitados. Invitar al tío abuelo al que no conocías o que no has visto en más de 10 años, puede no ser necesario. Escojan a sus amigos más cercanos y parientes que sean importantes en sus vidas. Así tendrán una ceremonia íntima.

Dejar-de-hacer-listas-y-ser-mas-productivo-en-el-trabajo

2. Escoge un lugar que necesite poca decoración

Si no tienes que decorar cada rincón ahorrarás y ese dinero podrás destinarlo a otros fines como tu luna de miel u otros aspectos más importantes de la boda. ¿Qué lugares pueden ser? La playa, un bosque, el patio de tu casa o el de un amigo. Si buscas un lugar en la naturaleza tendrás un escenario de cuento de hadas sin necesidad de invertir mucho en ello.

bodas de cuento 1

Foto: Pinterest

3. Un menú económico

Según la hora en la que vayas a celebrar tu matrimonio y dónde hagas la recepción puedes optar por un  menú más barato e informal como servir solo piqueos y pastel. Podrías conseguir un catering que tenga descuentos o incluso plantearte la opción de comprar comida de tu restaurante local favorito.¡Hey! Tu boda es tu día y si quieres comer papas fritas y asado… ¿Quién puede decirte algo?
Planear tu boda (1)

4. Los recuerdos

¡Hazlos tú mismo! Será un toque muy original y personal. Puedes hacer cualquier cosa: una cajita de galletas o cupcakes, pequeños jabones artesanales, tarros de mermelada, chocolate y miel caseros. Si prefieres comprar escoge algo pequeño y ve a tiendas de mayoreo.

« Lee también: 5 ideas para hacer botellas de vino decoradas »

manualidades-botellas-de-vino-decoradas-portada

5. Alquila los trajes de ese día

Uno de los gastos principales de una boda se lo llevan los trajes: el esmoquin y el vestido de novia, que tal vez solo utilices ese día. Con todo un esmoquin se puede reusar, pero el vestido no. Así que mejor alquila uno, sí existen empresas que ofrecen ese servicio. También puedes pedir prestado el de una amiga o usar el de tu mamá y empezar una hermosa tradición familiar.

Planear tu boda (2)
6. Decora la boda con tus creaciones

¿Por qué comprar si puedes hacerlo tú mism@? Te divertirás creando las decoraciones y le darás un toque personal a tu recepción. Una vela grande y unas pocas flores alrededor serán un centro de mesa bonito sin necesidad de gastar tanto. O escoge hacerlo de manera tal que no necesites centros de mesa. ¿Te gustan los picnics? Crea un boda así. Te gustará más y será muy original:

« Lee también: 12 de las mejores ideas para fotos de bodas »

bodas de cuento 7

Foto: Pinterest.

Así podrás planear tu boda perfecta, pero también económica. ¡Disfrútala!

Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.