Proyecto busca dar atención veterinaria a los perros de Chernóbil

Durante las primeras horas del 26 de abril de 1986, en la antigua República Socialista Soviética de Ucrania, un reactor de la central nuclear de Chernóbil explotó causando que su techo se rompiera y llenara su contenido radiactivo hacia el exterior. Así ésta ciudad, Pripyat y sus comunidades vecinas se vieron obligados a evacuar a más de 120.000 personas en las 30 horas posteriores a la catástrofe. En el calor del pánico, miles mascotas, gatos y perros de Chérnobil, fueron abandonados a su suerte. En la actualidad, la zona de exclusión todavía es el hogar de casi 1.000 perros callejeros, que descienden de esas mascotas abandonadas.

La dura vida de los perros de Chernóbil

Un nuevo proyecto llamado Perros de Chernobyl está enviando equipos de veterinarios entrenados para esterilizar, neutralizar, vacunar y proporcionar atención médica a los perros callejeros que viven en la zona de exclusión de 30 kilómetros. El programa está siendo dirigido por la organización sin fines de lucro estadounidense Clean Futures Fund (CFF), que actualmente está buscando  donaciones de fondos a través de crowdfunding y equipos para mantener sus operaciones en curso.


« Lee también: ¿Qué sucede en Chernobyl 30 años después del peor desastre nuclear de la historia? »


El por qué es necesaria la atención veterinaria

Una extensa labor de prevención de enfermedades y control de la población de animales se está llevando a cabo. «Hemos estado aquí durante las últimas tres semanas y media, y ya hemos esterilizado, castrado y vacunado a más de 300 perros y gatos«, dijo Lucas Hixson, cofundador de CFF, al portal de noticias IFScience. «También lo estamos haciendo con los gatos. ¡Si tiene ovarios o testículos, estamos dispuestos a esterilizarlo y castrarlo!».

«Desde nuestra perspectiva esto es un asunto de seguridad y turismo para los trabajadores. El turismo está comenzando realmente a crecer en la zona. Los animales están expuestos a enfermedades como la rabia, y si las personas van a interactuar con estos animales queremos asegurarnos de que no hay riesgos».

perros de chernóbil

Perros de Chernóbil. Foto: Clean Futures Fund.

La CFF estima que más de 250 perros callejeros viven alrededor de la central nuclear, al menos 225 perros vagan por las calles vacías de la antigua ciudad soviética, y cientos más viven en el campo circundante. Muchos de estos son perros que sufren de desnutrición y están en grave riesgo de contraer enfermedades como la rabia de otros perros o animales salvajes. También parece que no hay perros mayores que las edades de seis a ocho años, dice el CFF, lo que sugiere que la vida en Chernóbil es bastante difícil para ellos.

Aunque anteriormente fue abandonada poco después del desastre, la zona de exclusión sigue siendo visitada por miles de científicos, personal de seguridad, trabajadores y turistas. Se cree que los perros solamente han sobrevivido el ambiente desolado debido a la comida y el cuidado dado por las pocas personas que trabajan en la ciudad, que a menudo se han sido vistos alimentando y jugando con los animales en sus descansos.

perros de chernóbil

Trabajadores de la planta alimentando a los animales. Foto: Clean Futures Fund.

El área, por supuesto, también afecta con altos niveles de radiación a todos en el área de exclusión. Un estudio de 2016 en la revista Scientific Reports encontró que los ratones que viven en Chernóbil tienen altos niveles de cataratas, una condición que provoca la nubosidad de la lente del ojo, debido a la radiación. A pesar de esta amenaza, la vida silvestre parece estar bien en la zona cercana. Otro estudio científico de la tierra circundante descubrió que tiene un número relativamente fuerte de lobos, jabalíes, zorros rojos y perros mapaches.

¿Quieres saber más sobre los perros de Chernóbil?

¡Cuéntanos en los comentarios!


« Te puede interesar: ¿Está tu perro pasando por la “adolescencia”? »


Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.