¡Olivia, de las calles a influencer!

¡Conoce la historia del rescate de esta perrita mestiza!

Por Sabrina Rodríguez

Olivia es una perrita mestiza que fue rescatada en las calles de la ciudad de Quito y hoy día cuenta con un hogar feliz brindado por su dueña, con quien realiza viajes por todo el país y juntas lo comparten en su cuenta de Instagram.

¡CONOCE LA HISTORIA!

Kathya Bustamante (dueña de Olivia) de 28 años de edad y quien es bióloga de profesión, lleva aproximadamente 8 años dedicados a salvar perritos en situación de peligro en las calles de Quito, comenta en una entrevista que ayudarlos es su pasión.

Durante estos 8 años, Kathya ha logrado conseguirle un hogar cálido y amoroso, pero sobre todo seguro, a alrededor de 90 perros que han estado en situación de abandono y maltrato, y es que Kathya hace saber que su amor por los animales no tiene límites.

¡EL RESCATE!

La primera vez que Olivia fue vista, fue el 14 de septiembre del 2015, estaba sucia, embarazada y con una soga atada a su cuello, por lo que Kathya no quiso acercarse, ya que iba en su carro con otro perro rescatado, entonces pensó en volver por ella en otro momento, debido a que le dio pesar verla así.

La rescatista comenta que cuando trató de acercarse a Oliva, ésta era totalmente desconfiada, no aceptaba la comida y corría. De hecho, la bióloga recuerda que, en su intento de no darse por vencida, incluso buscó sedarla, pero tampoco pudo.

Al pasar los días, cuando Kathya fue por ella nuevamente, ya Olivia había dado a luz a sus cachorros, estaba asustada, pero por fin logró salir, estaba con un semblante de cansancio y de no poder más, cuenta Kathya.

Su ahora dueña, cuidó de Olivia y de sus cachorros, los cuales fueron esterilizados, vacunados y felizmente dados en adaptación, escenario que sería también brindado para Olivia, pero Kathya terminó enamorándose de ella y decidió quedársela.

Olivia fue llevada al veterinario y allí recibió toda la atención necesaria, fue bañada, alimentada y finalmente obtuvo su nombre.

¡UN FINAL FELIZ!

Ambas han recorrido algunas partes del país y ahora están acostumbradas a viajar. Kathya comenta que a Olivia le encanta la montaña, ama el campo y las alturas. Corre libre, es muy educada, inteligente y ha aprendido trucos básicos.

Olivia sigue demostrando temor hacía ciertas cosas, quizá por algún mal recuerdo de su pasado, de resto es una perrita feliz.

Kathya hace saber que su perrita se adapta fácilmente, acampan juntas y pasea sin cadena. Cuando fue rescatada, tenía alrededor de un año, ahora ya tiene cinco.

Hoy por hoy, Olivia pertenece a un club de influencers y posee su propia cuenta de Instagram bajo el usuario: @olivia.journey.ec, allí posa en los distintos lugares que conoce y trasmite totalmente ser una perrita feliz.

(Fuente: Expreso)

Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.