Como el mundo de la moda puede causarte trastornos mentales

En Reino Unido, 1 de 4 personas tienen algún tipo de trastorno mental y si trabaja en el mundo de la creatividad, es más probable que estén dentro de ese 25% afectado. Por eso el portal Dazed se enfocó a mostrar la relación entre la moda y los trastornos mentales, como uno de los sectores más susceptibles a desequilibrar a la gente. Es que la largas horas de producción, bajos salarios, drama y jefes estilo El Diablo viste de Prada ponen mal a cualquiera. Debemos recordar que el mundo de la moda no comprende solamente a modelos y diseñadores, sino que hay maquillistas, ilustradores, asistentes, relacionistas públicos, etc.

doll-3925_640

Todo por ser fashion: Moda y trastornos mentales

Entre los principales trastornos mentales detrás de la industria de la moda encontramos:

  • Ansiedad social.
  • Altos niveles de estrés diario y depresión.
  • Pérdida de la identidad.
  • Trastornos psicogénicos de la alimentación (anorexia, bulimia, etc).
  • Tendencia a la bipolaridad o esquizofrenia.

Dazed entrevistó a algunos integrantes del mundo de la moda y ellos expusieron algunos casos, desde el anonimato:

Redactor creativo:

«Quizá una mente activa en germinar ideas es también más propensa a pensamientos oscuros. Además, las personas que están predispuestas a los problemas de salud mental también se sienten atraídos por las artes, ya que les ofrece la oportunidad de expresarse, y perderse en un mundo que es más hermoso y fantástico que su realidad. Cuando se toma en cuenta la alta presión, largas horas y los bajos salarios de la mayoría de los puestos de trabajo de la moda, así como el estilo de vida del consumo de alcohol y consumo de drogas que a menudo les acompaña, en realidad no es de extrañar que la gente tenga una lucha constante en su cabeza».

Relacionista pública:

«El ritmo de la industria puede ser estimulante para los más implicados, pero es una industria muy competitiva para trabajar y las cosas se mueven muy rápido. Creo que mucha gente puede resultar afectada negativamente por esto».

Modelo mujer:

«Creo que cualquier paradigma que reduce a una persona a una imagen residual puede ser perjudicial no sólo para ella, sino también para el observador, ya que entrena la mente para deshumanizar. Además, el rápido ritmo de la moda y el valor que recibe en dicho tiempo temporal puede hacer que se sienta desechable. Como modelo, puede ser el cóctel perfecto para crear una personalidad o un trastorno de la alimentación debido a la proyección de un falso sentido de sí misma».

El mundo de la moda tiene una reputación de estar lleno de malas personas, pero la verdad es que la mayoría son personas que tienen una relación conflictiva consigo mismas.

Estilista:

«No creo que la salud mental sea tomada en serio en el mundo de la moda. A menos que la persona se vea incapaz de caminar o esté ‘vomitando sus órganos’, igual va a ir a trabajar. Supongo que la salud mental es algo que no puede ser visto realmente físicamente, la gente no lo toma en serio. Lo que no parecen entender es que la enfermedad mental requiere más tiempo de recuperación que la enfermedad física».

«La carga de trabajo es una locura y las expectativas son altas en el mundo de la moda… pero en la vida también. No hay escape.»

Estudiante de diseño de modas:

«Creo que (los trastornos mentales) han sido vistos como la norma. Cuando decidí estudiar diseño de moda, la primera reacción de mi madre fue que yo iba a convertirme en alguien como McQueen, que tuvo problemas de salud mental. Y creo que la mayoría de nosotros suponemos que los diseñadores y artistas nacen para ser un enfermo mental. Pero creo que la verdad es que estamos haciendo prendas y cosas que creemos que son hermosas. Eso debería ser un negocio muy divertido. Aunque también tuve problemas para comer y dormir. Y mis emociones estaban por todos lados. La presión me afectó mucho.»

Modelo hombre:

«El área en la que he estado más negativamente afectado es probablemente mi identidad. Me parece que estoy en constante edición y adaptándome a ser lo que el cliente quiere que yo sea. Cuando eres una persona diferente cada día, es fácil perder el contacto con uno mismo. En mi caso, esta desconexión con mi ser y la consiguiente falta de respeto hacia uno mismo, me llevó a caer en patrones de comportamiento destructivos hacia mí y a quienes me rodean. Dejar de actuar de forma impulsiva y compulsiva es algo que todavía estoy aprendiendo a manejar».

[easy-tweet tweet=»Cuando eres una persona diferente cada día, es fácil perder el contacto con uno mismo.»]

Estilista:

Cuando yo era asistente de un diseñador tuve un ataque de nervios. Mi jefe me preguntó si estaba bien y de repente me eché a llorar en el suelo. En realidad, no había dormido durante cuatro días y estaba muy sobrecargado de trabajo.

Diseñador:

«Cuando comencé mi marca me diagnosticaron un trastorno impulsivo compulsivo grave, además de ansiedad; lo cual conduce a la depresión. Comenzar el negocio de la moda no era una solución rápida, o una forma de terapia; pero me permitió tener un propósito, una salida creativa. Años después, pienso que mi naturaleza neurótica y la autocrítica me han obligado a sobresalir, y hacer lo mejor que pueda. La moda me permitió aceptarme».

Si crees que eres capaz de soportar la moda y sus trastornos, inspírate con estas 8 Películas Sobre Moda Que Harán Que Tu Corazón Se Acelere

Fuente: Dazed

Escribo, canto, callo, cavilo, camino, amo, yazgo, proveo, escucho, vino, amigo y-no faltaba más-gato. Ah, y en Makía redacto :).