Luchas y reivindicaciones de siempre, mujeres de hoy

El Día Internacional de la Mujer, una fecha que nos recuerda el valor fundamental que hay en la igualdad y en la libertad, pero también para evocar lo perenne que debe ser el respeto para que los derechos humanos no sean una simple utopía. Un día para elogiar cada lucha, esfuerzo y emprendimiento de cada mujer.

¡Cuántas cualidades definen a las mujeres!, y ahora lo decimos con más persuasión después de esta entrevista que le realizamos a cuatro mujeres, cada una con una profesión diferente, con un criterio firme y resaltando el sentido común de una manera respetable y sobre todo, destacando que no todo está perdido mientras haya educación, voluntad y unión.

A continuación las preguntas:

1-Para ti,¿Se deberían reivindicar los derechos de la mujer?

2-¿Feminista por naturaleza o por convicción?

3-¿Cuál sería tu aporte para  apoyar la campaña de #NiUnaMenos?

A continuación las respuestas:

• Pamela León Andriuoli / Periodista / 28 años / Ecuador

1— Considero que se ha avanzado muchísimo en cuanto a la reivindicación de los derechos de la mujer, por supuesto, comparando desde antes del 50 a nuestros días. Matilde Hidalgo de Procel fue quien enarboló esa lucha que hoy vemos representada en nuestros días, al menos en Ecuador. Sin embargo, aún existen tabúes y doctrinas que condicionan globalmente el sitial correspondiente de la mujer, por ejemplo, en 28 ciudades de África se sigue practicando la mutilicación genital a niñas de temprana edad, con el único propósito de mantener su virginidad hasta ser “dadas” en matrimonio. En nuestro entorno también es plausible ver la mutilación de nuestro género, evidentemente no en prácticas como la descrita anteriormente, pero sí en diversas situaciones que disfrazan el empoderamiento de la mujer con una cosificación sistematizada. No existe la representatividad femenina a través de las mujeres, sino a través de la acción conjunta de hombres y mujeres por significar una tema que no debería seguir entiéndose como lucha, sino como victoria.

2— Ninguna, de hecho considero que ser feminista o machista es radicalizar una postura que evita amalgamarnos como sociedad. La idea no es ser feminista ni machista, sino humanista. Ser feminista nos limita a ejercer nuestra coexistencia, no solo con hombres, sino con quienes no comparten este tipo de pensamiento. Considero además que es promover una conducta que se critica de manera opuesta.

3— Desde la enseñanza, creo que es la mejor herramienta que tenemos a la mano.

• Ámbar Carrero / Internacionalista / 29 años / España

1— Pienso que todos los seres humanos requieren la aplicación de los mismos derechos. Indiferentemente del “grupo” del cuál se sienta parte, todos somos iguales por lo cual la justicia radica en que tengamos los mismos derechos.

2— Las injusticias y la sectorización en “clanes” han sido los mayores venenos de la humanidad, el hecho de separarnos en “nosotras” vs “ellos” nos pone en una postura de confrontación que no estoy segura si es la solución a los problemas, me gusta más el “nosotros” todos los seres humanos y nuestras igualdades ante la ley y el ámbito laboral a pesar de nuestras diferencias biológicas.

3— Creo que la conciencia comienza en casa, todos los grandes cambios comienzan por uno mismo. Hacernos conscientes de nuestra igualdad es lo que nos llevará a ser iguales. No en posición de ataque o de defensa (porque no creo que queramos ser víctimas ni convertirnos en victimarios), solo desde el amor el cambio puede ser positivo.

Mayllen S. González S.  / Médico Cirujano / 29 años / Venezuela

1— Considero que deberían revindicarse en cuanto a la igualdad social que muchas veces deseamos, así como las mujeres tenemos derechos, deben tenerlo también los hombres y que sean respetados de la misma manera, tomando en cuenta nuestras diferencias biológicas que son evidentes, ya que como diría mi madre: “mis derechos empiezan donde terminan los tuyos”.

2— Pienso que por convicción, aunque no me considero 100% feminista, si apoyo el desenvolvimiento personal y profesional que una mujer debe tener para sentirse realizada y en plenitud consigo misma y todo lo que ello conlleva, porque si hablamos de naturaleza, como origen de nuestra vida para definir debilidad o fortaleza (asociadas al feminismo), todos somos débiles al principio de nuestras vidas.

3— Yo le agregaría, “pero tampoco uno menos”, ya que como las mujeres hemos sido violentadas durante años, debido a una serie de abusos, los hombres también han vivido abusos físicos y hasta sexuales por parte de las mujeres, sin embargo, no es tan público y notorio debido al tabú que ha establecido la contrapartida llamada “machismo”,  que aunque no tenga un movimiento propio se evidencia aún en la educación de los niños, y si partimos de la frase “igualdad social”, debemos recordar que ellos también son humanos y pueden ser agredidos en igual medida.

• Josselyn Pardo / Relacionista Público / 25 años / Ecuador

1— Creo que más allá de reivindicar se tendría que buscar la manera de valer todos los derechos que tenemos las mujeres. Siento que tenemos tantos derechos, pero se hace tan poco por cada uno de ellos.

2— Ni feminista ni machista,¡equidad de género!, creo que se debería estandarizar las oportunidades existentes, para repartirlas de manera justa entre ambos sexos. Los hombres como las mujeres deberíamos tener las mismas oportunidades de desarrollo. Una mujer no es menos mujer si se dedica a trabajar en el área de construcción o en el  fútbol,y un hombre no es menos hombre si trabaja en una peluquería o si practica ballet clásico. Todos los extremos son malos, siento que a veces mucho de estas campañas se distorsionan un poco y se olvidan de su objetivo final… que es unir y no separar.

3— ¡La educación! desde pequeños tenemos que hacer que las nuevas generaciones sueñen, respeten, luchen y sean felices, y que ambicionen sin ser juzgados. Dejar por fuera los estereotipos que no nos llevan a ningún lado.


Gracias a todas las mujeres que colaboraron con sus opiniones, nos queda claro que la mujer sigue siendo fortaleza, tenacidad, ecuanimidad, belleza e inteligencia. Que nada nos detenga y que todos los derechos humanos no sean un desafío, sino una realidad.

 ¡Feliz día a todas!


«También puede interesarte “Un insulto, un golpe, un empujón, puede terminar en femicidio”»


 

Make art, Make love, Make tea.