Todo lo que necesitas saber para viajar a la playa con tu bebé

Por: 24 enero, 2016
 

Las primeras vacaciones con tu bebé son un hito en su vida y en la tuya, por lo que queremos que las disfrutes al máximo. Arena, mar y sol son placeres de la vida que se pueden disfrutar si se toman ciertas precauciones. Te contamos de lo que debes tener en cuenta para este viaje a la playa con tu bebé.

Un  viaje a la playa con tu bebé: ¿Qué debes saber?

1. Ten en cuenta la edad de tu bebé

Un niño menor de 6 meses no debe ser expuesto al sol, por lo que debe permanecer bajo la sombrilla y con ropa ligera y fresca. A los 6 meses puede estar expuesto al sol usando protector solar, un gorro con ala y evitar que sea en las horas donde el sol es más fuerte (11:00 – 16:00). Recuerda refrescarlo con frecuencia. El baño en el mar, que se recomienda a partir de los 6 meses.

2. El uso de protector solar

No es recomendable su uso en bebés menores de seis meses porque su piel es muy sensible y podrían presentar reacciones alérgicas o irritaciones. Además, podrían ingerir el producto al llevarse la boca a las manos.

En bebés de seis meses o más es recomendable aplicarla unos 30 minutos antes de la exposición al sol, usar una crema que sea resistente al agua y reaplicar el protector cada dos o tres horas. Ten en cuenta que debes aplicarla en todo el cuerpo, incluidas las orejas, el rostro y el empeine de los pies.

« Lee también: 15 cosas para la playa que debes llevar en tu bolso esta temporada »

3. Deja que se bañe con la ropa puesta

Otra protección efectiva contra el sol es la que ofrecen los filtros físicos como las camisetas, gorros, pañuelos, sombrillas y demás. ¡Deja que use una camiseta cuando se baña en la playa!

4. Cuida también sus ojos

El agua y la arena reflejan la radiación ultravioleta, así también es importante proteger los ojos te tu bebé. Para ello, usa gafas con lentes homologadas, con filtros adecuados.

« Lee también: Cómo transformar una camiseta vieja en una para la playa »

5. Juguetes de la playa

Fíjate bien que todos los productos acuáticos para niños que compres tengan un sello de calidad. Prefiere las marcas conocidas de productos para niños, pues sus productos pasan varios controles de calidad.

6. Debes estar pendiente

Seguro que este viaje a la playa con tu bebé no se trata solo de verlo jugar en la arena por primera, segunda o millonésima vez. ¡Estás de vacaciones! Y quieres vivirlo en grande teniendo un tiempo en familia, pero también para ti. Y así puede ser, solo no dejes de vigilar a los niños… Sobre todo si no saben nadar y están cerca del agua.

¡Felices vacaciones en la playa con tu bebé!

En Casa