¿Qué tan seguido lavas los juguetes de tu bebé?

Tener hijos es una responsabilidad grande, eso es innegable. Y entre las muchas preguntas que surgen al momento de cuidarlos, una de ellas es cuándo lavar los juguetes de los bebés y cómo hacerlo. Muchas imágenes rondan en la mente de los padres, ¿acaso los gérmenes quedarán impregnados en sus juguetes y contagiarán a los niños en cualquier momento? Calma, muchos pediatras te recomendarán enjuagarlos cuando estén visiblemente sucios o luego de que los hayan compartido con otros niños o bebés.

Así que es bueno preocuparse, pero si el bebé vive en un entorno limpio, es improbable que sus juguetes sean una gran fuente de bacterias. Además que no puedes tener a tu niño en una burbuja, la exposición al mundo es algo que también tiene sus ventajas y que le generará anticuerpos y resistencia. Ahora bien, hay precauciones obvias, por ejemplo si otro niño juega con sus juguetes o si se los ha llevado a la calle.

También si el niño se ha curado de una enfermedad y jugó con esos juguetes mientras estuvo mal. Cuando las mascotas lamen o muerden los juguetes no es mala idea lavarlos también.

Asimismo si un niño está teniendo estornudos por alergias, quizá sus peluches están acumulando demasiado polvo u otros alérgenos, por lo cual sería bueno que cada semana o dos sean limpiados.

¿Cómo lavar los juguetes?

La manera de limpiar los juguetes depende de como esté hecho cada uno. Será bueno tener a mano, además de agua y jabón, un desinfectante como blanqueador o mejor un limpiador natural, como bicarbonato de sodio o vinagre.

Lo primero es revisar la etiqueta, eso facilita el método a utilizar. Hay muñecos que es mejor no poner en la lavadora. Por lo general la mayoría de los peluches se pueden lavar a máquina y secar al sol. Si un muñeco está muy sucio o manchado funciona espolvorearlo de bicarbonato de sodio antes de ponerlo en la lavadora, y allí se le agrega una taza de vinagre blanco.

Mientras que los juguetes de baño o sonajeros pueden lavarse con agua caliente y vinagre evitando productos químicos o blanqueadores ya que podrían afectar la salud del bebé. Por su parte un juguete de lana que está muy sucio es mejor lavarlo con detergente en la bañera o lavacara. Después ponerlo al sol y no en una secadora.

Por su parte hay juguetes plásticos que pueden ser lavados sin problemas en los lavavajillas. Eso sí, nunca olvides sacarle la pila a los juguetes.

No hay que estresarse, lavar los juguetes no es tan complicado.

Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.