¿Cómo se recuerda el holocausto en los comics?

Por: 6 Abril, 2017
 

En una época que tiene sus propios actos de horror y crueldad (atentados, atropellamientos masivos, ataques con armas químicas, etc.) en distintos lados del mundo, a veces suele dejarse en el olvido el Holocausto. Subestimado por los negacionistas o hablado hasta la saciedad por otros, no por ello la persecución y exterminio de judios por parte del Tercer Reich alemán deja de ser uno de los sucesos más nefastos de la historia.

Por eso fue pertinente la exposición Shoah et bande dessinée. L’image au service de la mémoire (Holocausto y cómics. La imagen al servicio de la memoria) en el Mémorial de la Shoah de París, como un instrumento valioso para volver a la cuestión de la historia y sus representaciones. Mediante viñetas procedentes de museos, fondos editoriales y colecciones privadas, se puede mantener un testimonio gráfico que debiera de servir de lección para la humanidad, además de hacerlo de un modo artístico sin que esto signifique suavizar lo que sucedió.


«Conoce estos libros escritos por sobrevivientes del holocausto»


MAUS

Una recopilación de viñetas que se convirtió en una de las novelas gráficas emblemáticas del holocausto. Fue publicada en 1986 por Art Spiegelman. Una historia en blanco y negro donde los judíos son ratones; y los nazis, gatos.

 

Maus ganó el Premio Pulitzer para una historieta y contribuyó a que dicho género sea más respetado para el tratamiento de muchos temas y no solo el entretenimiento.

Master Race

Las ocho páginas de Master Race publicadas en 1955 son una genial muestra del crimen y la culpa. La historieta de Bernard Krigstein y Al Feldstein trata de un reencuentro fortuito, en un vagón del metro de Nueva York, de un superviviente del Holocausto y su torturador.

Mickey en el campo de Gurs

Horst Rosenthal fue asesinado en Auschwitz el 11 de septiembre de 1942. En sus cuadernos dibujó la vida de Mickey en el campo de concentración de Gurs en Francia, que originalmente fue destinado para acoger a los republicanos españoles que huían de la Guerra Civil.

La bête est morte!

En el libro ¡La bestia ha muerto! (La bête est morte!) se exponía el horror nazi representado en animales. Creado por el francés Edmond-François Calvo, fue lanzada luego de la liberación de Francia, pero antes de que cayera Hitler, quien era la bestia de esta historia.

 


«9 novelas gráficas para engancharte en el género»


The Butcher of Wulhausen

Realizada por el dibujante estadounidense Sam Kweskin, narra el horror de los campos de concentración nazis, con la mirada de Kent Blake, uno de los personajes de Marvel. Según el estilo de la época, eran historias más propagandísticas que realistas, los nombres de campos eran imaginarios, así como sus personajes.

Hitler = SS

Para los curadores de la muestra fue importante también dar lugar a los dibujos del francés Philippe Vuillemin, que fue prohibido en 1989 por ofensa a las víctimas. “Quisimos que estuviera en la exposición porque les dije a los responsables del Memorial de la Shoah —y ellos estuvieron de acuerdo— que no podemos dejar el humor a los negacionistas. Porque entonces habremos perdido el partido”, explica el comisario de la exposición a diario El País.

El título del álbum es de por sí una broma, basada en la obviedad de que Hitler es identificable con el nazismo.La expresión escrita =SS es utilizada a menudo para comparar a alguien con los nazis

Fuente: El País

Arte y Cultura