Historias interesantes de Nazis en Sudamérica: Chile y Argentina

Nazis -una palabra que es común escuchar cuando se habla de guerras- proviene de Nationalsozialistische Deutsche Arbeiterpartei (Partido Nacional Socialista Alemán) que tomó auge y populismo por los hechos ocurridos en Alemania y sus fronteras.

Esta palabra que denota una historia hostil, lúgubre y que hace referencia a crímenes atroces de la historia de la humanidad, es parte del periodo histórico de la Alemania Nazi de 1933 y 1945, años en los cuales la segunda guerra mundial tomó forma para convertir a Alemania en la conocida y temida “Alemania Nazi” o “Imperio Nazi”.

Los acontecimientos de esta época son bien conocidos por historiadores y miles de programas de televisión se han encargado de mostrar información de esa época: campos de concentración, vivisecciones, experimentación con humanos, pruebas de mortalidad y miles de crímenes de guerra.

nazis en sudamerica

La mayoría de alemanes de alto rango gubernamental fueron condenados por sus crímenes, sin embargo muchos evadieron la justicia cuando fueron llamados a la sentencia.

Ellos, así como muchos militares al servicio del imperio nazi, emigraron a América y se concentraron en mayor cantidad en Sudamérica. Según el diario británico llamado “Daily Mail” más de nueve mil nazis huyeron a esta parte del hemisferio de los cuales aproximadamente mil llegaron a Chile y en el caso de Argentina existen un poco más de tres millones de descendientes germanos.

La historia nazi en Sudamérica:

Argentina

Esta historia se remonta a mediados de 1940… Se dice que en un hotel llamado Edén “La Falda” se hospedaron tripulantes del acorazado Graf Spee.

Un acorazado es un buque de guerra de gran tonelaje, fuertemente blindado y artillado.

nazis en sudamerica

Admiral Graf Spee at the Coronation Review at Spithead 1937.

Graf Spee causó graves daños a naves británicas, sin embargo durante un combate sufrió daños y tuvo que pararse en Montevideo-Uruguay. El gobierno de Uruguay manteniendo su estado neutral ante la guerra indicó que dicho barco debía abandonar las costas lo más pronto posible y el comandante del acorazado Graf Spee decidió volarlo en pedazos al ver la imposibilidad de moverlo de este sitio. Este almirante se suicidó unos días después en un barco mercante argentino.

Otra historia es la de Lothar Hermann: 

Un alemán antifascista, apresado en múltiples ocasiones por la Gestapo y cuya familia fue exterminada en los campos de concentración de Auschwitz y Theresienstadt; viajó hasta Argentina para instalarse ahí y darle caza a los alemanes que huyeron de la ley luego de la guerra mundial.

Uno de los descubrimientos de mayor importancia de Lothar fue el de Adolf Eichmann, un teniente coronel de la SS y responsable directo de la “solución final” el cual consistía en un plan de exterminio judío. Un grupo especial del Mossad lo secuestra y lo lleva a Jerusalén donde fue juzgado y condenado a morir gracias a la información proporcionada por Lothar.

nazis en sudamerica

Erich Priebke, responsable por la masacre en las Fosas Ardeatinas

Más de trescientos italianos fueron ejecutados en Roma por ofrecer resistencia al nazismo y Erich Al finalizar la guerra, escapó hacia Argentina, donde vivió por un breve tiempo en Buenos Aires y luego se radicó en San Carlos de Bariloche. Allí, Erich logró convertirse en “un miembro muy querido de la comunidad” sin embargo en 1994 fue extraditado y condenado en Italia por sus delitos.

El doctor Gerhard Bohne responsable del plan Aktion T4 nazi

Este plan constaba de practicar la Eutanasia en personas con problemas psíquicos o físicos. Murieron más de 62.000 personas en cámaras de gas e incinerados. Este programa fue cancelado en 1941 pero fue un ensayo sumamente efectivo para la “solución final”.

La autorización de Adolf Hitler para el programa de eutanasia, firmada en octubre pero fechada el 1 de septiembre de 1939.

La autorización de Adolf Hitler para el programa de eutanasia, firmada en octubre pero fechada el 1 de septiembre de 1939.

En 1966 Gerhard Bohne fue detenido en Argentina y extraditado, sin embargo no pudo ser juzgado debido a que se le diagnosticó una enfermedad grave que le incapacitó para afrontar el juicio; tras vivir muchos años con una pensión alemán, Gerhard muere en Fráncfort en 1981.

Chile

El caso de Chile no es menos impresionante pues existen vínculos con importantes jefes nazis incluso antes de estallar la segunda guerra mundial.

Se descubrió que en 1939 Henrich Himmler jefe de la SS alemana tuvo inversiones en Chile, además de esto Klaus Barbie autor de la deportación de niños a Auschwitz fue captado como agente para inteligencia en Chile, al igual que su amigo Walther Rauff, incluso el mismo Friedrich Schwend que aunque poco conocido su nombre, formó parte de la “Operación Bernhard” que constaba de desestabilizar la economía de gran Bretaña mediante la inyección de libras esterlinas (moneda del Reino Unido) falsas, enviadas por valijas a la embajada chilena en Londres.

Otro de los nazis encontrados en Chile…

El famoso Paul Schaeffer, el cual fue fundador de la colonia de inmigrantes alemanes llamada Dignidad (ubicada en Villa Baviera). Este lugar, según el informe Rettig, fue utilizado por la policía chilena secreta, conocida bajo las siglas de ‘DINA’ para la detención y tortura de personas durante la dictadura de Pinochet.

villa-baviera

Además de esto, diversas acusaciones y denuncias sobre pedofilia, homicidios y demás fueron presentados luego del fin de la dictadura. El 24 de mayo de 2006 Schäfer es sentenciado de manera definitiva a 20 años de presidio mayor (en su grado máximo) por un ministro en visita de la Corte de Apelaciones de Talca; por 20 delitos de abusos deshonestos y cinco por violaciones a niños, cometidos entre 1993 y 1997.

Además Schäfer fue ordenado a pagar una indemnización de 770 millones de pesos a 11 de los menores cuyos representantes interpusieron demandas civiles. Fallece en el 2010 en la penitenciaría donde se encontraba.

¿Conoces más datos interesantes de nazis en Sudamérica? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.