El libro negro de los colores quiere que cierres los ojos

Este nuevo milenio a traído consigo el afán por lo audiovisual, donde quiera que vayamos nos llenamos de videos, fotos, selfies, etc. Todo lo que está a nuestro alrededor puede ser compartido gracias a las redes sociales. En este contexto proponemos la lectura de ‘El libro negro de los colores‘ de Menena Cottin.

Un texto que desde la portada hasta el final es íntegramente negro. Este libro intenta acercar dos mundos: el de los niños videntes al de los niños no videntes. Está escrito para ambos públicos incluyendo texto impreso y braille.

La obra nos presenta a Tomás, un niño ciego que quiere compartir su forma de apreciar los colores, en su mundo permanentemente negro. Él vive los colores como un conjunto de sabores, olores, emociones y sensaciones.

 «El rojo es ácido como la fresa y dulce como la sandía, pero duele cuando se asoma por el raspón de su rodilla»

La experiencia de esta hermosa lectura lleva a que los niños videntes comprendan mejor el mundo de aquellos que no ven. También ayuda a que estos últimos puedan compartir más con sus pares porque ambos pueden usar el mismo libro, sentir las mismas imágenes y sobre todo compartir el mismo lenguaje.

El libro negro de los colores te invita a cerrar los ojos

La apuesta de la editorial por la inclusión se da incluso al concluir la historia, cuando el lector se topa con el alfabeto braille. ‘El libro negro de los colores’ nos ayuda a acercarnos al mundo de los no videntes. Esta es una excelente experiencia de lectura. ¡Anímate!

¿Te gustaría leer El libro negro de los colores?

 

Me gustan los animales: especialmente los perros y los gatos. Fan de la literatura infantil y juvenil (LIJ).