Drones realizarían ataques bélicos en completa incertidumbre de sus objetivos

La guerra siempre se adapta a las tecnologías de la época, o al contrario, la tecnología es usada para impulsar fines bélicos. En el caso de los drones, Brandon Bryant, exoperador de las Fuerzas Aéreas estadounidenses, ha pedido disculpas a las familias de las víctimas de los ataques aéreos de EE.UU. provocadas por los ataques en los que participó. Con más de 1.600 muertos a sus espaldas, Bryant reconoce que los ataques se realizaban «con una completa incertidumbre», según señala a la agencia rusa de noticias RT.

«Lamento que este error haya ocurrido. Estoy haciendo todo lo posible para evitar que se produzcan más errores (…) No lo podía soportar«, afirma Brandon Bryant, que dejó su trabajo en 2011 después de trabajar durante cinco años en misiones de drones estadounidenses para bombardear objetivos en Pakistán e Irak, en una entrevista a RT.

Además, Bryant reconoce que «los operadores carecían de visibilidad y no estaban seguros de la identidad de los blancos a los que disparaban». «Nosotros veíamos una silueta, sombras de gente y matábamos a las sombras. No había ningún tipo de supervisión (…) el programa estaba podrido por dentro«, confiesa.

Desde el año 2001, EE.UU. ha estado llevando a cabo ataques aéreos mediante drones en multitud de países, incluidos Yemen, Pakistán, Afganistán y Somalia, entre otros, insistiendo siempre en que los blancos de sus ataques eran «militares», resalta RT, agencia que siempre está presta a denunciar irregularidades de EE.UU. y que en los últimos años ha cobrado fuerza mediática en Latinoamérica.

Según el portal Wikipedia, los países que utilizan drones para distintos motivos de seguridad, lucha antidroga o investigación son los siguientes: EE.UU, Holanda, República Dominicana, Australia, France, Alemania, Italia y Reino Unido.No obstante es muy posible que más países estén inmersos en uso de drones para dichos fines y que aún no lo hagan público.

Fuente: RT

Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.