Desarrolla tu resiliencia: ¡Mira estas 7 estrategias de bienestar que te ayudarán en el proceso!

Superar tus problemas puede ser más sencillo de lo que piensas

Empecemos por lo primero, ¿Sabías qué es la resiliencia?

Se considera que la resiliencia es la capacidad natural que posee el ser humano para lograr salir victorioso ante cualquier crisis por la que éste esté atravesando.

Acorde a la Psiquiatra Rafaela Santos, Presidenta del Instituto Español de Resiliencia, este estado:

Es la resistencia frente a la adversidad junto a la capacidad para reconstruirse saliendo fortalecido del conflicto”.

Cultivar este estado es quizá más simple de lo que parece, solo es necesario emplear una serie de hábitos y estrategias que te ayudarán a desarrollarlo y en el proceso, fortalecerlo.

Psiquiatra Rafaela Santos

¿CÓMO SE DESARROLLA TU RESILIENCIA?

Desarrollar tu resiliencia es vital y lo primero que deberías hacer es no poner energías en aquellas cosas que no están dentro de tus manos cambiar. ¡Dejar fluir, liberar, soltar!

No debes perder tiempo y menos energías en aquellas personas o cosas que te perturban, recuerda que solo tú tienes el poder de permitir lo que te afecta.

Afortunadamente, hoy día existen algunas estrategias de salud y bienestar, las cuales están comprobadas, que puedes realizar y que te permitirán lograr este objetivo.

¡Entérate cómo desarrollar tu resiliencia en el proceso!

Las siguientes estrategias basadas en evidencia real, te ayudarán a fortalecer tu cuerpo y al mismo tiempo, te permitirán crear un estado mental sólido y resistente para cualquier batalla que se te ponga en el camino.

1- DESARROLLA TU RESILIENCIA: Entrenamiento de fuerza en casa

Realizar una rutina de ejercicio sin poner un solo pie en el gimnasio sí es posible, solo debes tener las ganas y la disposición. Todo lo que necesitas es un poco de espacio y unas pesas.

Las investigaciones sugieren que la mejor manera de desarrollar músculo es con un método llamado sobrecarga progresiva:

Trabajar un músculo, dejar que se recupere y luego trabajarlo más, aumentando gradualmente el nivel de estrés con el tiempo”.

Estar sano y fuerte no requiere grandes dosis u horas de entrenamiento en intervalos de alta intensidad o correr 50 millas por semana.

Solo necesitas seguir este ciclo de estrés y descanso, aumentando la carga a medida que avanzas.

También, puedes agregar a tu rutina ejercicios de estilo push ups, sentadillas o subir escaleras.

2- DESARROLLA TU RESILIENCIA: Sal a caminar

Un estudio realizado en el año 2018 a más 50.000 personas, fue publicado en el British Journal of Sports Medicine.

El estudio arrojó que caminar a paso rápido y regular, se asociaba a una reducción del 20% en todas las causas de muerte.

Si bien se recomienda el distanciamiento físico en la nueva normalidad, para así poder prevenir la propagación del coronavirus, la mayoría de los científicos están de acuerdo en que, si estás sano y no te has expuesto recientemente al virus, el beneficio de caminar o correr al aire libre en espacios con poca gente supera el riesgo de transmisión.

 3- DESARROLLA TU RESILIENCIA: No disminuyas el consumo de tus carbohidratos

En el año 2018, también se llevó a cabo un estudio de la Universidad de Stanford, el cual comparó la efectividad de las dietas bajas en grasas y bajas en carbohidratos. En él, se encontró que no hay diferencias significativas entre las dos.

Otro estudio realizado en el año 2017, hizo que los atletas comieran una dieta baja en carbohidratos durante tres semanas, donde se descubrió que ésta afectaba el rendimiento de estos deportistas al reducir la eficiencia del ejercicio.

Comer carbohidratos también puede ayudar al cuerpo a mantenerse resistente a enfermedades y lesiones.

Además, la investigación muestra que tratar de seguir una dieta restrictiva afecta la fuerza de voluntad y el control emocional, lo que quizás explica por qué muchas personas con dietas estrictas se muestran gruñones e impacientes.

4- DESARROLLA TU RESILIENCIA: Cuida tu salud mental

Si bien no existe una solución mágica para ayudar a lidiar con el estrés psicológico generado por la pandemia en el último año, hay ciertas cosas que pueden ayudarte a mantenerte sano a nivel mental.

Por ejemplo: Mantenerte activo haciendo cualquier actividad; dejar a un lado el sedentarismo; aceptar tus emociones y junto a esa aceptación, permitirte vivirlas al máximo; pide ayuda si sientes que la necesitas, no temas en hacerlo.

Tu salud mental es importante y al final solo dependerá de ti que ésta esté sana.

5- DESARROLLA TU RESILIENCIA: Mantente conectado

Aislarte en tiempo de coronavirus es lo peor que podrías hacer.

Aprovecha de la tecnología para mantenerte conectado con aquellos a quienes quieres y sean parte de tu vida.

Además, más allá de eso, cuando estés en conversación con alguien, sea por vía telefónica, zoom o algún otro tipo de tecnología, mantente realmente presente.

Es decir, las investigaciones demuestran que la multitarea puede estar asociada con una menor satisfacción con la comunicación en cuestión.

Por ejemplo, cualquiera que haya navegado por la web mientras estaba hablando por teléfono, se sintió muy poco complacido al terminar la conversación. ¿O no?

6- DESARROLLA TU RESILIENCIA: Dale importancia a las pequeñas cosas

Llevar un estilo de vida saludable es vital si quieres desarrollar tu resiliencia.

La mayoría de las investigaciones que son basadas en la población, apuntan a unos pocos principios básicos: si los haces bien, estás en camino hacia una vida larga y saludable.

Es recomendable que muevas tu cuerpo con regularidad, que evites los alimentos procesados ​​y que sobre todo, comas muchas verduras.

Mantener un peso corporal saludable es importante, al igual que no fumar. Tampoco te excedas en el consumo de bebidas alcohólicas, si es que bebes. Y, mantente proactivo con las personas de tu alrededor.

7- DESARROLLA TU RESILIENCIA: Duerme tus 8 horas diarias, y si quieres, duerme aún más

Cuando estás en un sueño profundo, tu cuerpo libera hormonas anabólicas como la testosterona y la hormona del crecimiento humano, las cuales son fundamentales para la salud y la función física.

De hecho, un estudio del año 2007 publicado en la Revista Sleep, muestra que, con cada ciclo de sueño ininterrumpido adicional, se generan más de estas hormonas.

Quizá no lo sabía, pero las investigaciones muestran que el sueño está asociado con una mejor salud mental y control emocional, lo cual ayuda de forma efectiva a cultivar tu resiliencia.

La Psiquiatra Santos, añade que, la resiliencia:

«Es una actitud vital positiva a pesar de las circunstancias difíciles y representa el lado positivo de la salud mental”.
La resiliencia consiste también en saber aprender de la derrota y transformarla en oportunidad de desarrollo personal«.

Son muchos los acontecimientos que pueden afectarte emocionalmente: una ruptura amorosa, dificultades económicas, proyectos fracasados, entre otros. Todos ellos ponen a prueba tu resiliencia.

¡CULTIVA Y DESARROLLA LA TUYA, TU CUERPO Y MENTE TE LO AGRADECERÁN!

 (Fuente: Outside online / Info Salud)