Olvídate del doloroso proceso de calzar muelas, hay otra forma de eliminar las caries

«Tiene caries», son las temibles palabras del odontólogo que nadie quiere escuchar. Y es que, el tratamiento es definitivamente toda una tortura: el sonidito de los instrumentos que se acercan a tu boca, el olor, la saliva que tienes que escupir, uff! ¡BASTA! Nadie definitivamente quiere esto, por eso el odontólogo es uno de esos doctores a los que todos tememos.

Pero, puede que los días de calzar muelas hayan terminado. La odontóloga Marion Manski, directora del programa de higiene dental de la Universidad de Maryland, ha encontrado un método de eliminar las caries SIN DOLOR. ¿Es posible? Sí, al parecer utilizando esmalte de fluoruro. Manski está poniendo a prueba este tratamiento con Alice Clash, una paciente de 91 años.

¿Calzar muelas es cosa del pasado?

Poner barniz de flúor en los dientes, hace que naturalmente se combatan las caries. Lo que dice Manski es que:

Sabemos que la saliva nos ayuda a eliminar las bacterias y la comida en la boca (…) El barniz de flúor le ayudará aún más.

El fluoruro se filtra por el esmalte del diente y, al mezclarse con el calcio y el fosfato de la saliva, empieza un proceso curativo natural para los dientes, haciéndolos más resistentes a las caries. Estudios han demostrado que el fluoruro hace que las bacterias que causan las caries no puedan adherirse a los dientes.

Claro no puedes olvidar los cuidados básicos para tus dientes.

Claro, no puedes olvidar los cuidados básicos para tus dientes.

Marion Manski ya ha recetado a algunos pacientes un gel de flúor para que puedan aplicarlo ellos mismos por la noche. Entonces, el flúor se convierte en una herramienta preventiva esencial para el cuidado de la higiene bucal. John Featherstone, decano de la Facultad de Odontología en la Universidad de California, apoya el argumento de Manski y menciona:

Realmente se ha demostrado que la perforación y el relleno de las muelas no soluciona el problema de las caries (…) Poner un relleno en el diente, no se ocupa de las bacterias en el resto de la boca.

Todo esto parece una maravilla. Pensar en que ya no será doloroso ir al odontólogo porque podremos prevenir el proceso de las caries. Sin embargo, estos estudios llevan ¡más de 50 años! No es un descubrimiento reciente, el problema es que los odontólogos son reacios en presentar esta alternativa por temor a que su trabajo disminuya. Pero, en Estados Unidos ya se están preparando nuevas generaciones de odontólogos con conocimiento de la microbiología de la boca y de cómo brindar a sus pacientes herramientas efectivas de prevención de las caries.

Fuente: NPR

Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.