Cuenca: una conversación silenciosa en una calle musical

Podría decirse que pasé un fin de semana en Cuenca, pero fueron realmente solo 24 horas. Llegué un sábado a las 18:00 y partí el domingo a la misma hora. Pero visitar esta ciudad siempre me pone de buen ánimo porque está llena de detalles, tanto por su hermosa arquitectura colonial, como por los personajes de sus calles.

Estaba a punto de entrar a la Catedral de Cuenca, frente al parque Calderón, cuando vi, en la acera de la calle Mariscal Sucre, pasar a unas tres vendedoras de espumillas. La escena me pareció súper colorida y saqué la cámara para captar el momento, aunque en el video sólo logré capturar a una. Sin embargo, entraron a cuadro dos mujeres hablando en lenguaje de señas, que se ríen en silencio de alguien más que está fuera de cuadro. Para acompañar esta muda conversación está la música andina de fondo, interpretada en vivo y en directo unos pasos más allá.

La ciudad de Cuenca, capital de la provincia del Azuay, en Ecuador se llama oficialmente Santa Ana de los Cuatro Ríos de Cuenca y está ubicada en el centro sur del país. La llamada Atenas del Ecuador se conoce por su arquitectura, diversidad cultural, aporte a las artes, ciencias y letras ecuatorianas y por ser el lugar de nacimiento de muchos personajes ilustres de la historia del país andino.

Uno de sus principales atractivos turísticos es su Centro Histórico que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1999. La catedral del video se encuentra dentro de este sitio.

¿Quieres saber más sobre Cuenca o calles musicales? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Viajar es mi lugar feliz. De risa libre. Nunca me peino.