Síndromes psicológicos que seguro no conocías

Un síndrome reúne varios síntomas que resultan en una enfermedad o cuadro que de por sí tiene una ‘identidad’. En psicología existen síndromes muy conocidos, como el síndrome de Edipo. Sin embargo existen otros que tal vez sea más difíciles de entender o conocer. Aquí te contamos de algunos.

Síndromes psicológicos raros

Síndrome de Capgras

Consiste en la percepción mental de que algún ser querido o cercano fue cambiado por un impostor exactamente igual. Los pensamientos de quien los padece están asociados al hecho de confiar en esa persona. Se hacen repetitivos y de mayor frecuencia sin la ayuda farmacológica adecuada. Este síndrome es muy común en los trastornos esquizofrénicos.

Síndrome de Alicia en el país de las maravillas

Seguramente tenemos referencias por la famosa historia de Lewis Carroll o de la adaptación de Disney. Este síndrome también conocido como micropsia o macropsia posee la particularidad de distorsionar la percepción de quien lo padece, agrandando o empequeñeciendo los objetos alrededor. Está muy presente en niños y en personas con alguna lesión cerebral; también se pierde la conciencia del tiempo y el espacio en momentos de vigilia o luego de despertar.

Síndrome de Cotard

Para los fanáticos del cine del terror con zombies, les parecerá muy llamativo este síndrome, pues es el delirio relacionado con la inexistencia del propio ser. La persona que lo padece puede tener la convicción de estar muerta o que no posee órganos internos. Requieren de cuidados excesivos e incluso pueden llegar a ser internados por su condición psicológica, pues no son capaces de cuidar de sí mismos. Otros trastornos mentales asociados a este síndrome son el trastorno de despersonalización y esquizofrenia.

Inserción del pensamiento

En algún momento has pensado que tus propios pensamientos no te pertenecen ¿no? La inserción de pensamiento se define como la convicción de que los pensamientos que presenta la persona no son propios de sí mismos y estos son pertenecientes de otra persona; en ocasiones queriendo hacerse daño o dañando a los demás. Tienden a ser ansiosos y agresivos, por lo que necesitan de asistencia psicofarmacológica para disminuir la intensidad del síndrome.

Síndrome de Otelo:

Relacionada con la famosa novela de Shakespeare, este síndrome se asocia a los pensamientos obsesivos que no poseen evidencia real alguna. Por lo general está relacionado con el pensamiento de que la pareja le es infiel, llegando a estados enfermizos de persecución, interrogatorios y alucinaciones de haber visto alguna señal de infidelidad (aunque esta no exista). Se diferencia de los celos o los celos patológicos, pues aquí no se tiene la percepción real muy clara.

Paramnesia reduplicativa

Continuando con percepciones distorsionadas, la paramnesia reduplicativa es una condición psicológica en la que el paciente asegura que el entorno en el que se encuentra ha sido duplicado exactamente igual o trasladado a otra parte. Este síntoma es muy común en personas con demencia degenerativa o con alguna lesión cerebral.

Síndrome de la doble persona:

Tal como se entiende el término, se caracteriza por la creencia única de que otra persona ha robado su identidad, tomando su apariencia pero en cuestión de personalidad es totalmente diferente. La asociación puede estar enmarcada en algún familiar, conocido o extraño, se relaciona con trastornos del humor como la bipolaridad y la esquizofrenia. Este síndrome requiere de asistencia psiquiátrica inmediata y el consumo de psicofármacos para disminuir los niveles de psicosis.

Síndrome de Frégoli:

¿Recuerdan del síndrome de Capgras? Pues estaríamos hablando en este caso de todo lo contrario. Para las personas que sufren de este síndrome, la creencia es que una persona es realidad muchas otras, esta es capaz de cambiarse de forma y camuflajearse entre una población infinita. Al igual que otros síndromes mencionados anteriormente, el de Frégoli está asociado a la esquizofrenia y trastornos esquizofreniformes.

Síndrome de París:

Seguramente te estarás preguntando ¿Cómo se puede tener un síndrome en la ciudad del amor? Estudios psicológicos han demostrado que los turistas japoneses que viajan a París tienden a padecer este síndrome que se caracteriza por sufrir de ansiedad, descontrol de los impulsos, inestabilidad emocional y despersonalización. Los psicológicos alegan que el principal motivo puede estar asociado al cambio cultural desde Asia hasta Europa. La pregunta sería ¿los franceses que viajan a Japón presentarán los mismos síntomas?

Síndrome de Lima:

Su nombre es proveniente de un equipo científico de la embajada japonesa en Lima (Perú), quienes determinaron las características básicas del trastorno. Para comenzar a describirlo es necesario preguntar ¿conoces sobre el síndrome de Estocolmo? Este se basa en la atracción de los rehenes ante sus captores, pues en el caso del síndrome de Lima es todo lo contrario; aquí los secuestradores son los que sienten empatía hacia sus rehenes, en donde los mismos pueden estar asociados al sentimiento de culpa.

Estos han sido algunos síndromes psicológicos raros, pero no los son todos. En el mundo existen muchos trastornos mentales; ya que la psiquis de los humanos es un campo misterioso y lleno de contrariedades.

Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.