¿Se puede transmitir el virus a través de la playa y la piscina?

¡Entérate de lo que dicen los estudios!

Por Sabrina Rodríguez

Se acerca el verano y a su vez muchos países suavizan un poco las medidas de confinamiento, por lo que es muy probable que piscinas y playas de ciertos lugares reciban visitas de algunos turistas y locales.

Pero ¿qué debemos saber sobre las medidas de distanciamiento en éstas zonas? ¿nos podemos contagiar? Acá te lo contamos.

Ciertas entidades sanitarias han hecho saber en par de ocasiones, que el clima cálido ayuda de cierta manera a que el virus se frene un poco, ojo, se frene, no que se elimine, por lo que hay que seguir tomando las medidas de precaución necesarias para evitar en lo posible cualquier tipo de contagio por medio de una persona infectada por el virus.

¿QUÉ DICEN LOS ESTUDIOS?

Esto genera dudas en la población y hace que nazca la interrogante de si es o no posible la transmisión del coronavirus en entornos acuáticos y sus alrededores.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) comunica sus recomendaciones en base a las evidencias científicas que han sido estudiadas mediante otro tipo de virus, esto debido que aún no existen estudios que arrojen datos científicos sobre el Covid-19 en este tipo de ambientes húmedos.

El consejo Superior de Investigaciones Científicas de España (CSIC) comunicó un informe en el que explican cuáles son las posibilidades de contagio en este tipo de entornos.

PISCINAS

En el caso de las piscinas, el uso del cloro en estas aguas es obligatorio para las medidas de higiene y desinfección en muchos países del mundo, tanto en áreas públicas como privadas. Este desinfectante, sirve de gran ayuda para provocar la eliminación del coronavirus producido por el Covid.

Solo por querer prevenir temas de contagios, una piscina no debería tener exceso de cloro, es decir, usando las cantidades necesarias para el tamaño de la piscina y capacidad de agua que ésta posea, es más que suficiente. 0,5 miligramos de cloro por litro es el porcentaje ideal.

PLAYAS

Cuando se trata de la playa, Joan Grimalt, quien es investigador del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua de España, asevera que se ha comprobado que al agua del mar tener sal, convierte a este elemento en un destructor inmediato del Covid-19 y de cualquier otro tipo de virus.

Grimalt, comenta que: “hay muchísimos organismos que no pueden vivir en un entorno salino. El agua de mar tiene una osmosis, una densidad de iones que mata muchas de las familias de virus. Cualquier secreción que vaya al agua, como por un estornudo o tos, se diluirá rápidamente”.

SE DEBE TOMAR LAS MEDIDAS PERTINENTES.

El CSIC hace hincapié en que es fundamental lavarse la cara y manos con agua y jabón antes de introducirse al agua, sea a la de la piscina o a la de la playa, ya que, para sus consideraciones, es la aglomeración pública lo que puede poner en situación de riesgo a las personas.

Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.