¿Qué hay de nuevo en transportes masivos por el mundo?

Uno de los retos de la superpoblación de la tierra es cómo transportar a millones de personas al día causando los menores estragos posibles a la vialidad, ambiente y por supuesto a los pasajeros. Por eso hoy nos detenemos en algunas propuestas de transportes masivo que están funcionando y también otras que se proyectan a corto y mediano plazo para darle un giro positivo al transporte masivo.

Red de trenes en China

Alrededor de 35 ciudades chinas (sin contar Hong Kong, Macao y Taiwán) acceden al moderno sistema de transporte ferroviario, cuyas 185 líneas de transporte combinadas abarcan 5.761 km en total. Para esto China invirtió alrededor de $81.5 mil millones de dólares. Además unas 6.374 km de líneas estaban en construcción. El sistema incluye metros, monorraíl y tranvías.

Aerovía que une dos ciudades

Guayaquil es una urbe que ha venido afrontando fuertes trancones de tránsito debido al aumento de automóviles en los últimos años y pocos atajos o anillos viales. Uno de los sitios más complicados es trasladar a quienes viven en el vecino cantón Durán, pues necesariamente hay que pasar por un solo puente que de paso también es vía para que carros de otra ciudad, Samborondón, vayan a Guayaquil por asuntos laborales usualmente. Para eso la Alcaldía liderada por Cynthia Viteri le tocará inaugurar a inicios del 2020 la Aerovía, un sistema que a modo de telesférico, llevará personas (alrededor de 40 mil al día en trayectos de 20 minutos) sobre el río para llegar a Durán. Se aspira tener éxito  para ampliarlo a otras localidades.

Tren elevado Caterpillar

Una modalidad de transporte que se proyecta son los trenes elevados Caterpillar (cTrain), que se movilizan sobre el tráfico sin bloquear el paisaje urbano. Ganó la competencia Colab Climatic sobre soluciones de transporte promovida por el MIT. Su diseño permite evitar esa sensación de aislamiento y contaminación visual, pues los rieles se integran sin modificar demasiado el entorno. Esperemos que se concrete en alguna ciudad.

Transporte Público de Cercanías

Más que un sistema, es un concepto. En Alemania lleva tiempo funcionando bien el Transporte Público de Cercanías (TPC), los datos dicen que en el 2017 cerca de 10.400 millones de viajeros utilizaron los servicios de transporte público – 140 millones más que en 2016, y el 2018 la tendencia siguió. Se entiende como un transporte de trenes que abarcan distancias menores de 100 km, que tienen circuitos urbanos, menores frecuencias, pero son más grandes y recorren los rieles desde 50 a 200 km/h. Se aplica también en distintos países latinoamericanos.

Por otro lado, cada vez se privilegia en el transporte evitar largas colas, sino que se pueda adquirir los pasajes a través de app, y que además se calcule el precio del trayecto una vez que se baje el viajero, pues el GPS ayudaría a medir la distancia recorrida. Esto es algo que la empresa FAIRTIQ AG ya está trabajando en Berna, Suiza.

¿Qué te parecen estos modelos de soluciones de transporte?

 

 

Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.