¿Por qué son tan importantes los voluntarios?

Voluntarios, indispensables para la paz y el desarrollo sostenible

Como cada 5 de diciembre se celebra una nueva edición del Día Internacional de los Voluntarios. Ellos son indispensables para vivir en un mundo mejor.

¿Qué es un voluntario?

Si te estás haciendo esta pregunta, debes saber que es una persona que sirve a la comunidad o al medio ambiente por decisión propia y libre. Un voluntario no cobra por su trabajo.

¿Y la Acción Voluntaria?

Es la que se desarrolla dentro de una organización sin ánimo de lucro por personas físicas que, de manera altruista y solidaria, intervienen con las personas y la realidad social. Lo hacen frente a situaciones de vulneración, privación o falta de derechos u oportunidades para alcanzar una mejor calidad de vida. Además, bregan por una mayor cohesión y justicia social como expresión de ciudadanía activa organizada.

Paz y desarrollo sostenible

Afortunadamente para todos, diariamente miles de personas se ofrecen como voluntarios, ya sea sobre el terreno, es decir en el mismo lugar de los hechos, o en línea. Con su accionar contribuyen a la paz y el desarrollo sostenible. Todo eso permite a las personas y comunidades participar en su propio crecimiento.

Según las Naciones Unidas, gracias al voluntariado, los ciudadanos construyen su propia resiliencia, amplían su conocimiento básico y adquieren un sentido de la responsabilidad para sus propias comunidades.

Por ende el voluntariado consolida la cohesión social y la confianza al promover acciones individuales y colectivas, lo que conlleva efectos sostenibles para las personas mediante las personas.

3 condiciones que debería cumplir el trabajo voluntario

  • Ser desinteresado: el voluntario no persigue ningún tipo de beneficio ni gratificación por su ayuda.
  • Ser intencionado: el voluntario persigue un fin y un objetivo positivo (buscar un cambio a mejor en la situación del otro) y legítimo (el voluntario goza de capacidad suficiente para realizar la ayuda y de cierto consentimiento por parte del otro que le permite que le ayude).
  • Estar justificado: responde a una necesidad real del beneficiario de la misma. No es un pasatiempo ni un entretenimiento sin más, sino que persigue la satisfacción de una necesidad previamente definido como tal.

Motivaciones del voluntariado

  • Altruismo: los voluntarios pretenden el beneficio de otros sin recibir ninguna gratificación económica por ello.
  • Solidaridad (sociología): se trabaja no sólo para otros sino con otros, sintiendo sus problemas como propios, igual que las acciones para solucionarlos y los beneficios obtenidos así.
  • Calidad de vida: ayudar a otros hace sentirse bien a los voluntarios. Siempre después de realizar la primera acción social se suele repetir ya que los resultados intrínsecos obtenidos motivan bastante.
  • Devolución de favores recibidos: personas que se beneficiaron del trabajo voluntario de otras devuelven lo recibido a la sociedad.
  • Religión (Convicciones religiosas): la fe mueve a los voluntarios creyentes.
  • Aumentar posibilidades de trabajo: muchos empresarios valoran el trabajo voluntario (por la iniciativa, responsabilidad, etc. de los que lo realizan). El voluntariado es especialmente útil para encontrar trabajo en el campo social.
  • Aumentar las relaciones sociales: A través del voluntariado se suele conocer a mucha gente. Además los voluntarios que se dedican a un mismo fin suelen tener intereses comunes.

Derechos del voluntariado

  • Recibir, tanto con carácter inicial como permanente, la información, formación, orientación, apoyo, y en su caso, medios materiales necesarios para el ejercicio de las funciones que se les asigne.
  • Ser tratados sin discriminación, respetando su libertad, dignidad, intimidad y creencias.
  • Participación activamente en la organización en que se inserten, colaborando en la elaboración, diseño, ejecución y evaluación de los programas, de acuerdo con sus estatutos o normas de aplicación.
  • Ser asegurados contra los riesgos de accidente y enfermedad derivados directamente del ejercicio de la actividad voluntaria, con las características y por los capitales asegurados que se establezcan reglamentariamente.
  • Ser reembolsados por los gastos realizados en el desempeño de sus actividades.
  • Disponer de una acreditación identificativa de su condición de voluntario.
  • Realizar su actividad en las debidas condiciones de seguridad e higiene en función de la naturaleza y características de aquélla.
  • Obtener el respeto y reconocimiento por el valor social de su contribución.

Efecto dominó

Los voluntarios proporcionan servicios básicos, ayudan a transferir capacidades y a fomentar intercambios de buenas prácticas. También añaden una valiosa experiencia internacional y local gracias a los intercambios nacionales.

Cuando alguien ve a otra persona ayudar, muchas veces se contagia de ese entusiasmo. De esa forma el conseguir sociedades justas, pacíficas e inclusivas es mucho más fácil.

¡Súmate tú también a este movimiento y entre todos hagamos un mundo mejor!

Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.