¿Compatibles como pareja? 7 factores que dicen que es un No-No

Cuando buscas una pareja compatible, muchas veces tienes predeterminado cómo deseas que sea. Sin embargo a veces esos ‘requisitos’ resultan demasiado exigentes e idealistas; o, por el contrario, terminas sintiendo atracción hacia alguien con quien nunca pensaste entablar una relación. En algún momento uno podría descubrir que el amor puede derribar cualquier prejuicio o imperfección, pero hasta que eso no te ocurra es probable que tengas muy establecido tus NO-NO´s y que veas características en alguien que te lleve cortar toda posibilidad.

Pero no te sientas mal por ello, nos ocurre a muchas personas que demos más peso a las cualidades negativas que a las positivas. Muchas veces basta que una o dos características negativas te sean suficientes para ponerle pulgar abajo a un prospecto de pareja. Y quizá sea lo mejor.

¡Vamos a la ciencia!

7 factores NO-NOs para evitar una relación

Hablando de parejas compatibles, un estudio realizado por universidades de Sidney, Singapur, Florida e Indiana, llamado «Factores para romper relaciones y rasgos de las personas a evitar en parejas potenciales«, determinó 7 cosas que resultan un efecto de interruptor de relaciones. Testimonios reales lo explican:

1. Falta de atractivo

«Todo entra por los ojos, lo demás es cuento. Lo que pasa es que a falta de lo primero, no se avanza a nada más». – Andy, 31 años.

«No solo para establecer una relación de pareja o de amistad, sino incluso en lo laboral. Esa es la razón por la cual los gimnasios están llenos». – Olga, 23 años.

2. Estilo de vida poco saludable

«Una cuidándose y que mi pareja viva ‘cerdeando’ no pega». – Joanie, 25 años.

«No me gusta tomar ni desvelarme, qué voy a hacer con alguien así. No combinaríamos y nos terminaríamos aburriendo uno del otro». – Pablo, 32 años.

3. Rasgos de personalidad no deseados

Este factor a evitar para tener una pareja compatible fue una de las de mayor acogida:

«Es difícil detectarlo porque en el inicio usualmente no muestran su verdadera personalidad, sino hasta que conviven o pasan mucho tiempo juntos y allí es cuando muchas veces hay cosas que llegan a molestarte u hostigarte». – Pía, 23 años

«Cuando estás con alguien sabes que con el tiempo va a cambiar, tal vez le crezca pancita o se le caiga el pelo y eso lo aceptas si estás enamorado de alguien, por su forma de ser, por como te quiere y es con el mundo en general. Pero si aparte de que se vuelve feo, tiene una personalidad de mierda, ahí sí que no funciona. Hay personas que tienen comportamientos muy dañinos: No aceptan los cambios, tienen problemas y se encierran como una ostra, son muy groseros. Analizas todo eso y sabes que alguien así no funciona para tu futuro». – Ale, 24 años.

[easy-tweet tweet=»Porque la forma de ser es con lo que lidiarás y compartirás día a día. – Valeria, 21 años.»]

4. Diferentes creencias religiosas

«Está enraizado en cada uno de nosotros. Si muchas personas ni siquiera están dispuestas a discutir sobre religión con otras personas, no le será fácil ‘negociarlo’ con alguien a quien estas considerando como posible pareja». – Hernán, 37 años.

«Depende del fanatismo hacia la religión, pues a alguien fanático no me costaría decirle ‘No'». – Gaby, 25 años.

5. Estatus social limitado

«Siempre hay desacuerdos entre parejas, pero sin mutuo acuerdo en como llevar una vida social, es difícil imaginarse una relación. No es solo cuestión de sexo». José, 41 años.

«Varios ámbitos sobresalen al elegir a alguien y obvio que la educación es importante. Además me resulta importante que la persona sea ética y que sean originales… sino se elimina al prospecto». – Sara, 36 años.

6. Diferentes estrategias de apareamiento o conquista

«Si no me aporta intelectualmente, para nada». – Pato, 33

«A no ser de que a alguien le guste estar con un patán (en el caso de mujeres) o en el caso de los hombres con una mujer hueca o malhumorada, etc, no creo que alguien obviaría este punto. Es una decepción anunciada». – Ricardo, 22 años.

7. Diferentes objetivos de relación

«Es un factor determinante para terminar relaciones, si desde el principio no se conoce el tipo de persona que es y hasta dónde se puede llevar la relación con esa persona». – Wladimir, 27 años

«Para mí es claro que sin cultura parecida jamás van a poder convivir  y si uno va en serio y el otro no, tampoco. No va a durar». – Orquídea, 29 años.

Las respuestas de las personas encuestadas siempre se enfocaron en varios puntos, no en uno solo.

«Creo que he aplicado todas las de la lista en cierto momento». – Aldo, 24 años.

Eso también lo refleja el estudio, que señala que un factor de ruptura para una persona puede ser un negociador para otro. Por ejemplo, si una persona es impulsiva, algunos se verán atraídos a esa cualidad y pensar en esta como un buena pareja, pero otros se sienten más a gusto con personas predecibles.

Además, el efecto de los interruptores suele ser más fuerte para las mujeres y para quienes buscan relaciones series. «Tenemos una tendencia general a prestar más atención a la información negativa, que a la información positiva», dice Gregory Webster, profesor asociado de psicología en la Universidad de Florida. Es decir que al momento de iniciar una relación, solemos poner una barrera a la primera decepción, en vez de identificar los aspectos positivos de la otra persona y abrirnos a nuevas oportunidades.

Y tú, ¿tienes claro qué no deseas al momento de construir una pareja compatible?

Escribo, canto, callo, cavilo, camino, amo, yazgo, proveo, escucho, vino, amigo y-no faltaba más-gato. Ah, y en Makía redacto :).