Nueve razones psicológicas por las que amamos listas

El Internet está lleno de información que ha sido cortada y segmentada en listas. Este nuevo formato de presentar información nos mantiene al filo de la pantalla. Pero, ¿por qué nos resulta tan atractivo? Claudia Hammond, una especialista en psicología de la BBC, lo explica:

1. Sabemos exactamente lo que estamos consiguiendo

Ya se trate de las 5 razones por las que debes amar a tu cuerpo o las 100 cosas que no sabías de este, el diseño de las listas es familiar. Van enumeradas en orden y debes desplazarte hacia abajo para ver lo que se viene. Esta previsibilidad nos permite desarrollar lo que los psicólogos llaman “esquemas”: los mapas mentales que construimos a partir de la experiencia que nos dan una idea de qué esperar. Estos atajos mentales nos permiten entender y disfrutar de la información más fácilmente.

2. No nos gusta estar desactualizados

La tentación de hacer clic en una lista es difícil de resistir. Está ahí, en tu pantalla y es como si fuera tuya. Si te pierdes de hacer clic, de alguna manera te estás perdiendo de algo que tenías a la mano. Los psicólogos han demostrado -con años de investigación- sobre la aversión a la pérdida, que odiamos perder algo que ya tenemos. Así, a veces es más fácil hacer clic en el artículo que superar esa ligera sensación de pérdida si decides no mirar.

3. Se sienten menos exigentes con el cerebro

Lectura en línea requiere de la multi-tarea. Mientras leemos también estamos tomando decisiones sobre si hacer clic en los enlaces, cuándo mover el ratón y dónde situar la página en nuestras pantallas, por no hablar de los pop-ups. Investigadores de la Albany State University of New York encontraron que esto a veces puede conducir a una vaga sensación de desorientación cuando estamos en línea. Pero quizás las listas pueden hacer que todo se sienta más manejable de nuevo, al llevar un orden.

4. Nos gusta pensar que somos demasiado ocupados como para leer cualquier otra cosa

Es fácil creer que la población actual es mucho más ocupada que en tiempos pasados. Pero si tomas a los Estados Unidos como un ejemplo, el ciudadano promedio tiene entre seis y nueve horas más de tiempo libre cada semana, de lo que había hace 50 años. Aun así, la explosión de la información significa que tenemos un gran número de fuentes de noticias que compiten por nuestra atención, que nos dan la sensación de no poder seguir el ritmo; mientras las listas parecen una menor carga que, artículos o ensayos narrativos más extensos.

porque-amamos-las-listas-2

5. Es fácil para escanear información

La presentación de artículos en forma de listas funciona bien para hechos aislados que son agrupados, como consejos prácticos. En una lista puedes escanear la pantalla lo más rápido posible hasta encontrar lo que es más relevante para ti.

Aun así, las listas tienen sus límites. Si cada punto se conecta al siguiente, los estudios sugieren que puede hacer que pierdas el hilo de la narración, y reducirá su comprensión. La investigación también ha encontrado que es posible tener demasiados títulos y las listas tienen una gran cantidad de ellos, lo que dificulta la lectura y comprensión. Para artículos en línea, un título cada 200 palabras parecía ser óptimo, según la investigación.

6. Siempre sabrás cuánto queda

Los editores tienden a asumir que cuando lees en línea, necesitas más títulos para no perderte en el texto. Algunas listas toman esto al extremo y consisten en nada más que títulos numerados, pero sin embargo, lo que realmente te ubica es el uso de los números, que te dicen exactamente dónde te encuentras y hacer un cálculo de cuánto te falta leer.

7. Es divertido tratar de adivinar lo que está en la lista

El momento en que sabes que un artículo se enmarca como una lista, es difícil resistirse a tratar de predecir el contenido. Y es que las listas nos son una prueba sencilla con respuestas correctas e incorrectas, sino una especie de un juego que combina el conocimiento con el azar, porque la lista se basa a menudo en juicios subjetivos del redactor. Estudios neurocientíficos demuestran que el cerebro nos recompensa con altos picos de dopamina cuandouna victoria esprobable en un 50%. Y no se puede saber si has ganado hasta que haga clic en la lista.

8. Y nos encanta tener la razón

La belleza de las listas es que puedes tomar decisiones rápidas sobre qué elementos tomar en cuenta. El sesgo de confirmación hace que prestamos más atención a cualquier información que confirma lo que ya pensábamos. Así tendremos que prestar más atención a lo que está dentro de la lista, lo que te permite sentirse bien consigo mismo cuando sepas todo o casi todo lo que hay en la lista.

9. Una lista siente definitiva

La información en paquete, como la de las listas, nos da la sensación de que está todo arreglado y este es el final del asunto. La incertidumbre se reduce y nos encanta todo lo que nos da una sensación de control en un mundo incierto. Un montón de investigación psicológica muestra que tenemos un deseo de sentir como si tuviésemos control y esta sensación es buena para nuestro bienestar.

Y no sólo los lectores que les gusta las listas, a los redactores también. En lugar de tener que elaborar la pieza con cuidado, cada párrafo lógicamente, la lista proporciona un estructura pre-fabricada. Lo mejor de todo lo que no tienen que pensar en la última línea. La lista sólo termina…

Fuente: BBC Future.

Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.