Ya deja de poner caras sonrientes en tus emails laborales

Las caras sonrientes pueden parecer benignas, pero escribirlas en emails de trabajo puede estar haciendo más daño que bien. Esa fue la conclusión de un estudio publicado en la revista Social Psychological and Personality Science.

Así es, investigadores de la Universidad Ben-Gurion del Negev en Israel querían saber si la incorporación de emoticones en los correos electrónicos del trabajo realmente tiene un efecto en el mensaje. «:)». Y aunque sí produce una impresión, no ofrece la sensación de amistad que el redactor de correo electrónico pretendía.

En cambio, leer una cara feliz en el texto de los emails de trabajo hizo que la gente pensara que el remitente era menos competente si el mismo mensaje no contenía el emoticón, encontraron los investigadores.A pesar de que las sonrisas comunican calidez y competencia en persona, un emoji sonriente podría hacer que el lector tenga menos probabilidades de compartir tanta información en su respuesta.

«Nuestros hallazgos proporcionan la evidencia de primera vez que, contrariamente a las sonrisas reales, los smileys sólo marginalmente aumentaron las percepciones de calor y en realidad disminuyen las percepciones de competencia», dijo Ella Glikson, uno de los autores del estudio y un postdoctorado en el Departamento de BGU de Management, en un comunicado de prensa.

[easy-tweet tweet=»En los correos electrónicos formales, un smiley no es una sonrisa.»]

Los investigadores llevaron a cabo tres experimentos con 549 personas de 29 países. En un experimento, la gente leyó un correo electrónico de trabajo anónimo y luego evaluó a esa persona en base a su competencia. En general, los mensajes sin caras sonrientes llevaron a la gente a creer que el remitente era más competente que los mismos correos electrónicos con emoticones añadidos.

El mundo necesita más caras felices pero los emails de trabajo no son el lugar adecuado.

Fuente: Time

Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.