Tener mascotas en la oficina aumenta la productividad

Antes de ir al trabajo desayunas, le das su comida a Firulais, te vistes y sales por la puerta. Tu perro emocionado de verte esta mañana ha comido y ahora se prepara para esperar a que regreses. Cuando se trata de trabajo, no muchos se plantearían tener mascotas en la oficina. Por increíble que parezca tener compañeros de cuatro patas puede resultar beneficioso. ¿Te imaginas poder llevar todos los días a tu mascota al trabajo? ¡Sería fabuloso! Así Firulais no tendría que esperarte solo en casa.

Llevar a tus mascotas a la oficina y sus beneficiosos efectos

Un estudio publicado en la revista International Journal of Workplace Health Management indica que las mascotas en la oficina se puede traducir en mejores estados de ánimo, aumento de la productividad y los empleados más felices.

1. Menos estrés

El estudio mostró que los empleados que llevan a sus mascotas a la oficina tienen menos probabilidades de estar estresados. Esto se puede atribuir a una combinación de factores donde la mascota es clave.

Tener una mascota en el trabajo requiere que el empleado pueda salir, de vez en cuando, de su área de trabajo para llevar al animal “al baño”. Esta desviación temporal del trabajo puede ayudarle a encontrar un nuevo enfoque, refrescarse y tomar un descanso mental, lo que se traduce en un mejor estado de ánimo. Los trabajadores que tienen mascotas suelen estar preocupados por ellas durante la jornada laboral y estos experimentan un tipo de alivio al tenerlos cerca en su lugar de trabajo.

2. Mejoran la productividad

Los empleados que tienen a sus mascotas con ellos en el trabajo a menudo suelen disfrutar de sus puestos de trabajo más y tienen un mayor grado general de satisfacción profesional. Esto reduce el absentismo y puede mejorar la producción y el rendimiento en el trabajo. No sólo son los empleados más felices, sino que los otros empleados que disfrutan de la compañía animal pueden verse beneficiados del buen humor laboral. Esto puede traducirse en un aumento de ingresos para la empresa.

3. El efecto calmante

Las mascotas pueden mejorar los estados de ánimo de los seres humanos a su alrededor debido a su amor incondicional y temperamentos agradables. Acariciar a un animal o interactuar con una mascota puede ayudar a bajar la tensión, pasar a un estado de calma y crear una sensación de bienestar.

4. Consideraciones de tu lugar de trabajo

Tener animales en el lugar de trabajo no es apropiado para cada tipo de operación. Por ejemplo, si se le permitiera llevar a sus mascotas a los camareros del restaurante donde sueles comer, probablemente, no sería cómodo.

Si en tu trabajo consideran poder tener mascotas deben tener en cuenta las alergías, la salud y su entrenamiento (no es lo mismo un cachorro que un adulto). Dos puntos importantes: las vacunas deben estar al día y las mascotas deben estar con sus mascotas todo el tiempo.

Además, hay que ser conscientes que  un perro ladrando puede aumentar el estrés y disminuir el estado de ánimo de quienes prefieren centrarse en el trabajo de manera ininterrumpida.

Empresas y mascotas en la oficina

Ferray Corporation

una empresa japonesa dedicada a la consultaría informática y a desarrollar aplicaciones y páginas web está demostrando que sus empleados se han vuelto más productivos y el ambiente de trabajo ha mejorado desde que decidió adoptar a nueve gatitos abandonados como animales de compañía.

Mientras los trabajadores aseguran estar muy contentos con sus nuevas mascotas -que se pasean libremente entre escritorios y computadoras-, porque han logrado reducir sus niveles de estrés y se han vuelto más productivos; los propietarios de la empresa están tan felices con la decisión que ofrecen un bono extra al empleado que adopte gatitos.

Poopy Cat

Es una empresa que diseña artículos y juguetes para gatos. En el caso de ellos es súper necesario tener gatos para probar sus diseños. Es así un día en Poopy Cat:

 ¿Llevarías a tu mascota a la oficina? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Me gustan los animales: especialmente los perros y los gatos. Fan de la literatura infantil y juvenil (LIJ).