Mario Testino, un legado de glamour y estilo

Mario Testino es uno de los fotógrafo insignes de la moda mundial. Nacido en 1954 en Perú, es un profesional que no ha dejado de influenciar al mundo por su gran trabajo del color y aprecio por los detalles y la oscuridad. A esto se añade que es considerado el fotógrafo que ha conseguido las mejores fotos de la realeza británica. El glamour es lo suyo desde siempre, de allí que haya trabajado con revistas como Vogue, Elle y Harper’s Bazaar, entre otras.

Alicia Vikander para la portada de Vanity Fair. Foto: Facebook Mario Testino.

¿Pero qué lo hace tan especial? Es de una época en la cual no había redes sociales, sus fotos parecían tener el poder de viralizarse por lo llamativas que eran, en especial captando celebridades. Con su lente se convierte en un hacedor de supermodelos.


«También te gustará leer sobre 8 fotógrafos de la moda imprescindibles»


Curiosamente Mario Testino no pensé en ser fotógrafo. Sentía que Lima no era lo suyo (allí había estudiado Derecho); de joven viajó a San Diego, California, para estudiar Relaciones Internacionales, lo cual no le apasionaba e igual, sentía una sed por las ciudades más grandes. Entonces llega a Londres en 1976, animado por su búsqueda del mundo. Pensó incluso en ser sacerdote, igual cantante, mas el destino parecía estar muy determinado a encaminarlo a la fotografía. Toma un curso en Londres, como una forma de solicitar la visa, cuando su profesor muere y él es nombrado asistente de la clase. Allí se dio cuenta de que la única fotografía que le encantaba era la relacionada con la moda. Empieza haciendo portafolios de modelos (en ese momento a solo 25 libras esterlinas) y es entonces que empieza a escalar vertiginosamente. En 1986 se muda a New York. Para los 90´s ya tiene un nombre trabajado a fuerza de clics y excelente ojo. Madonna le confía su imagen para la campaña de Versace. También fotografía para Gucci. Y retrata a Madonna como Evita para Vanity Fair.

 

Pero su fama tiene su punto más alto cuando retrata a Lady Di en 1997 para la revista Vanity Fair. Si para entonces ya era respetado, a partir de entonces es cuando se vuelve un ícono entre los fotógrafos. DIana Reborn, dice el titular de la portada. Mario Testino logró convencer a Diana de cambia su peinado y en cada toma muestra a una, para entonces ex princesa, renovada, fresca, feliz. Ya había pasado la época de su divorcio con el Príncipe Carlos. Esas fotos toman más relevancia cuando 5 meses después, Diana fallece en accidente de tránsito que muchos atribuyen al hostigamiento de los paparazzi.

“(Mario tiene) una capacidad innata para moverse por igual entre el mundo del arte y el de los negocios”.

– Jim Moore, director de arte de GQ Estados Unidos y amigo íntimo del fotógrafo.

En el 2002, Testino ya es una celebridad, expone sus fotos en la National Portrait Gallery de Londres, además de que publica su libro Portraits. Acentúa su fama fotografiando al Príncipe Harry en su cumpleaños 18. Asimismo hace de Vogue la revista favorita donde publicar y trabajar sesiones de fotos.

.

(Kate Moss) es una de las personas que más me ha influenciado. Ella es una de las líderes en la individualidad de la persona.

– Mario Testino

Así es, Kate Moss está entre sus musas favoritas, pero Giselle Bundchen no se queda atrás en absoluto.

Realmente todas las supermodelos, actrices, actores y socialités quieren pasar por su cámara. Desde Cara Develingne hasta Angelina Jolie.

Otro hito en su vida fue que con solo una foto en el 2010 anunció el compromiso del Príncipe Harry y Kate Middleton ese es el nivel de confianza que tiene con la realeza.

En definitiva Mario Testino es un fotógrafo que se ha abierto su camino a lo grande, tal como él siempre lo quiso.

Escribo, canto, callo, cavilo, camino, amo, yazgo, proveo, escucho, vino, amigo y-no faltaba más-gato. Ah, y en Makía redacto :).