¡Lo que aún no conoces del gluten!

Expertos en nutrición comentan que el gluten no debe ser considerado “malo” en su totalidad

Por Sabrina Rodríguez

Muchas veces escuchamos hablar de personas que son intolerantes al gluten, o hemos leído el término “celíacos” y en oportunidades estamos en el supermercado y vemos ciertos productos que están etiquetados como gluten free.

Pero, ¿en realidad sabemos qué es el gluten? No te preocupes, en este artículo te explicaremos un poco de qué va este término.

¿QUÉ ES EL GLUTEN?

El gluten es una proteína que se encuentra en las semillas de muchos cereales como, por ejemplo, el trigo, la cebada, la malta, la espelta, el centeno, algunos tipos de avena, así como también sus derivados.

Expertos en nutrición comentan que el gluten no debe ser considerado “malo” en su totalidad, pero suele suceder que hay personas que demuestran ciertas intolerancias hacía él, de la misma forma como también lo pueden demostrar con otros alimentos, como suele pasar con los que son intolerantes a la lactosa.

SU COMPOSICIÓN

Esta proteína representa el 80% de las proteínas del trigo y es de bajo valor nutricional.

Los granos de los cereales no están compuestos únicamente por gluten, solo que también existen otras partes que lo forman, tales como, el almidón, el salvado, que, si se extraen en un proceso tecnológico con los cuidados necesarios, es decir, mediante una revisión exhaustiva, se podrían catalogar como alimentos libres de gluten o como algunos también lo llaman, gluten free.

¿CÓMO FUNCIONA?

El gluten permite que las masas que sean trabajadas en panes, pasteles, pizzas, entre otros, obtengan cierta elasticidad que ayuda a que estas preparaciones cuando pasan por el proceso de horneado, obtengan su esponjosidad y consistencia característica, aumentando también su volumen.

MANERAS DE IDENTIFICAR SU INTOLERANCIA

Algunas personas de acuerdo a su organismo, resultan difícilmente capaces de digerir esta proteína, esto, debido a que después de su consumo se generan fragmentos proteicos que activan el sistema inmunológico al detectar esos fragmentos como “tóxicos”, generando de esta manera una reacción adversa.

Esta proteína se compone de glutenina y de gliadina y es la gliadina la proteína que presenta un mayor problema respecto a la intolerancia al gluten en general y la enfermedad celiaca en particular.

Los anticuerpos del sistema inmunológico de las personas con estas afecciones reaccionan contra la gliadina, y dan lugar a los síntomas característicos que provoca la ingesta de gluten en personas que padecen estas enfermedades.

Adicional, la gliadina puede llegar a hacer que la permeabilidad intestinal se vuelva más alta, independientemente de si una persona es celiaca o no, hay posibilidad de que desarrolle diversas enfermedades autoinmunes e incluso cáncer, infecciones o alergias.

CONOCE LOS SÍNTOMAS A ESTA INTOLERANCIA

Una manera de identificar si eres o no intolerante al gluten es acudiendo a un médico para que te realicen los exámenes necesarios que puedan determinar con exactitud si eres o no una persona celíaca, sin embargo, tú mismo puedes descartarlo de acuerdo a los siguientes síntomas:

  • Dolor persistente en la zona abdominal.
  • Diarreas frecuentes.
  • Brotes o erupciones en la piel.
  • Dolor de cabeza.
  • Fatiga y confusión.
  • Estreñimiento, náuseas y vómitos.
  • Adormecimiento o dolor de las extremidades.
  • Hinchazón abdominal.

Acorde a los síntomas que presentes, el médico te recetará el tratamiento adecuado, sin embargo, la dieta libre de gluten es actualmente la única manera de tratar esta enfermedad celíaca para así disminuir o evitar los síntomas antes mencionados.

ALIMENTOS LIBRES DE GLUTEN

Es importante que siempre leas las etiquetas de los productos antes de comprarlos, recuerda que, a pesar de que un producto deba ser naturalmente libre de gluten, como, por ejemplo, la avena, existe en muchos casos lo que se llama “contaminación cruzada”, por eso debes estar atento a que los productos procesados que compres, digan siempre que no contienen gluten.

Entre alguno de los alimentos que puedes consumir están: el arroz, la quínoa, la linaza, la soya, los frijoles de cualquier tipo, panes o galletas que anuncien ser libres de gluten, así mismo la avena, el trigo sarraceno, el maíz, frutas, frutos secos crudos, todos los grupos de verduras, hortalizas y legumbres naturales, pescados, carnes, huevos, miel, pastas que te indiquen sean libre de gluten, café, gaseosas.

 

La mayoría de la población tolera bien el gluten, pero para algunas personas con ciertas condiciones de salud puede ser perjudicial.

Por esta razón te recomendamos siempre estar atento a las señales que muestre tu cuerpo luego de ingerir ciertos alimentos y acudir al médico si notas algo inusual.

 

Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.