La positividad también puede ser tóxica

La positividad tóxica también puede afectar emocionalmente.

Por: Luisana Castro

Las personas muchas veces tendemos a etiquetar emociones como positivas, por ejemplo, la felicidad; mientras que las negativas serían la tristeza y el enojo. Sin embargo, hay que dejar entender que las emociones son eso y todas son igual de válidas, pues son una reacción del cuerpo y mente ante alguna situación en específico.

Por alguna razón, algunas personas tienen muy presente la ‘importancia’ de ser positivos todo el tiempo a esto se le conoce como positividad tóxica. Son personas que se creen mucho su cuento de tener emociones ‘positivas’; llegando incluso a invalidar las emociones de las personas a su alrededor. Lo cuál no es solo perjudicial para la salud emocional de ellos mismos o de quienes lo rodean.

Pero en sí ¿qué es la positividad tóxica?

Es idea de que si tienes una mentalidad positiva, TODO el tiempo, y únicamente te mantienes en el espectro de lo optimista, es la mejor manera de vivir en armonía y con tranquilidad. No sólo significa pensar de manera positiva, sino omitir la existencia de escenarios distintos, en los que algo salga mal. Este tipo de personas se mantienen  únicamente con el chip de ‘felicidad’ y nada

Estas personas invalidan otras emociones que su mente y cuerpo desean expresar o sentir ante algo externo en el mundo. No dan cabida a sentir o expresar tristeza o dolor, y llenas su mente de escenarios imaginarios, ocultando las cosas que verdaderamenre están sintiendo. Y peor aún, mientras menos le hagas caso a esas emociones, se volverán más intensas, pues no han sido procesadas ni reflexionadas. Recuérdalo: somos seres humanos, y tenemos una infinidad de emociones, todas igual de importantes y que deben ser escuchadas.

Es importante recordemos que estar en contacto con nuestras emociones puede ayudarnos a construir una mejor autoestima, al igual que ser más empáticos con los demás. Ocultar todo bajo una falsa cortina de ‘todo es feliz, todo es positivo’ puede traer más problemas que finales felices. De ahí la palabra ‘tóxica’ en este concepto.

La psicóloga española, radicada en México, explica más detalladamente por qué esta positividad se está mal.

Este tipo de posivisidad muestra una vida perfecta que a terceros puede llegar a frustrar por no poder llegar a ese tipo de «estilo de vida».

Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.